Trascendió Monterrey

: Que el jueves deberá comenzar la demolición del Tanarah, de acuerdo a los plazos anunciados por el alcalde Ugo Ruiz, ya que cuando hizo pública la resolución, adelantó que serían cinco días hábiles para iniciar los trabajos.

El costo de los trabajos no es menor, ya que será de 10 millones de pesos y serán cobrados al propietario de la torre.

Ya muchos se preguntan si las vibraciones derivadas de la demolición de cuatro pisos no acabarán por dar al traste con la resistencia de la estructura.

: Que hablando de inmuebles, a quien ya le rebotó la venta de un terreno que vendió en su momento como propiedad municipal, es a Felipe de Jesús Cantú.

El ex alcalde panista de Monterrey y su cabildo autorizaron, días antes de concluir su administración en octubre de 2003, la venta de un terreno en la colonia Doctores al médico oftalmólogo Jesús Vidaurri.

: Que al terreno le resultó otro dueño privado, la familia Montemayor Chapa, por lo que los dos particulares se fueron a juicio y el resultado de entrada es que el predio nunca fue propiedad municipal.

Quien le compró al gobierno de la ciudad se quedó sin el dinero y sin el terreno y ahora el municipio, 11 años después, tendrá que regresarle su dinero, más los intereses…

: Que el gobernador Rodrigo Medina ya adelantó que el fracking no tiene por qué ser peligroso si se hace bien.

Lo cierto es que, sin estar listas aún las leyes secundarias de la reforma energética, en diversos municipios de Nuevo León se perforan pozos de exploración para gas shale.

Y los propietarios de los terrenos están preocupados porque la maquinaria ya comenzó a causar estragos en sus propiedades…

: Que en Nuevo León se viven ya tiempos preelectorales y todo indica que el fuego amigo ha comenzado entre los priistas.

El cliente de moda para recibir ataques es el secretario general de Gobierno, Álvaro Ibarra, de quien los últimos rumores dicen que pronto renunciará al cargo.

La verdad es que tratándose de un funcionario del primer círculo del gobierno, en donde ha sido secretario del Trabajo, líder del PRI estatal y hoy secretario de Gobierno, no es lógico que lo manden a su casa de manera súbita.

Más bien ya le vieron piernas de jinete para lo que se ofrezca