Trascendió Monterrey

:Que si bien la clausura de cuatro casinos en Nuevo León ligados estrechamente a Juan José Rojas Cardona se hizo con una serie de argumentos legales relacionados al permiso de la empresa Entretenimiento de México, al mismo tiempo tiene un profundo aroma político.

Desde hace años se maneja como secreto a voces que durante las últimas campañas electorales Rojas ha financiado las aspiraciones de candidatos en distintos puntos del país, especialmente en Nuevo León, sin distinguir entre el PRI y el PAN, aunque de unos años para acá ha sido este último partido el que suena como principal beneficiario de las jugadas del casinero.

 

:Que en ese tenor, la pregunta es cuántos aspirantes a cargos de elección popular en 2015 amanecen hoy con caras largas al ver que de haber salido ganadores en la ruleta, de pronto todas sus fichas perdieron valor…

 

:Que a propósito, parece que la idea entre Margarita Arellanes y Rodrigo Medina es de plano ver quién estira más la liga: ayer la secretaria de Desarrollo Urbano de Monterrey, Brenda Sánchez Castro, dio al estado hasta el miércoles próximo para quitar sus pendones para presumir obras o el Ayuntamiento se encargará de retirarlos y pasarles la multa respectiva.

Con esto la pelota queda en la cancha del estado, luego de una semana donde alcaldesa y gobernador han estado como vecinos aventándose mutuamente las hojas de la banqueta…

 

:Que por cierto, cuentan que debido a su falta de aliados entre los liderazgos panistas nuevoleoneses, el senador Ernesto Cordero se ha valido de un contacto improbable para apoyarlo en su evento del sábado, dentro de su campaña a la dirigencia nacional del PAN.

Por abajo del agua y sin hacer ruido, quien le ha hecho un par de favores es nada menos que el diputado federal Arturo Salinas Garza, lo cual no tendría nada de extraño si no fuera porque es sabido que desde hace años es incondicional de Gustavo Madero, quien busca reelegirse en la presidencia panista.

Según esto, el mismo coordinador de la campaña corderista, Max Cortázar, le habría pedido apoyo a Salinas, de quien es viejo amigo, para distintos detalles, y éste habría accedido pero sin alejarse de Madero… ¿le habrá de perdido avisado?