Trascendió Monterrey

: Que el presidente Enrique Peña Nieto viene hoy a Nuevo León para encabezar la asamblea de la Caintra acompañado del secretario de Economía, Ildefonso Guajardo.

El mandatario arriba al Aeropuerto Internacional de Monterrey a las 12:30, en donde será recibido por los titulares de los tres poderes: el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz; el presidente del Congreso del Estado, Francisco Cienfuegos, y el presidente del Tribunal Superior de Justicia, Gustavo Adolfo Guerrero.

En la recepción estarán también el comandante de la Cuarta Región Militar, general Tomás Aguirre Cervantes, así como el alcalde de Apodaca, Raymundo Flores Elizondo.

: Que luego del acto protocolario, el Presidente y la comitiva se trasladan en helicóptero para aterrizar en el estacionamiento de la Arena Monterrey, el cual fue habilitado como helipuerto provisional.

Ahí lo reciben la alcaldesa Margarita Arellanes; el presidente de Caintra, Álvaro Fernández Garza; Máximo Vedolla, presidente ejecutivo de Ternium; Adrián Sada, presidente de Vitro, así como por el secretario de Desarrollo Económico, Rolando Zubirán Robert.

El discurso de bienvenida será del gobernador y el de cierre del presidente Peña Nieto y ahí concluye formalmente la gira.

: Que el Grupo Financiero Banorte se prepara para subirse al boom energético que se avecina, una vez que queden listas las leyes secundarias.

Resulta que la institución que dirige Guillermo Ortiz Martínez hace todas las gestiones para ser una de las entidades que financiará proyectos energéticos vía la formación de un fondo de inversión en infraestructura y energía.

Los recursos podrían llegar hasta  500 millones de dólares, así que hay que estar al pendiente de este anuncio, que sin duda vendrá a configurar el futuro mapa energético en el país.

: Que el ahora diputado independiente Jesús Cedillo ya se olvidó cuando fue empleado de Santa Catarina en la administración de Gabriel Navarro.

El legislador tuvo tres cargos y en ninguno dio el kilo. Su último refugio fue en la oficina ejecutiva del alcalde, un puesto que le crearon ex profeso, pero ni ahí rindió.

Su papel fue esconder facturas de proveedores dizque para ahorrar recursos. Al final esas deudas tuvo que pagarlas la actual administración de Víctor Pérez.