Trascendió Monterrey

:Que vigilancia conjunta de las carreteras y municipios de Tamaulipas que colindan con Nuevo León anunció ayer el gobernador Rodrigo Medina, durante la reunión del Grupo de Coordinación con los alcaldes de la zona noreste del estado.
El Ejecutivo estatal adelantó que en breve sostendrá un encuentro con su homólogo de Tamaulipas, Egidio Torre Cantú, en el cual participará el comandante de la Cuarta Región Militar, general Tomás Aguirre Cervantes.


:Que los detalles operativos y de planeación del proyecto conjunto los verán antes los secretarios de Gobierno de ambos estados, así como los mandos operativos de las corporaciones de seguridad.
Buena idea ahora que se avecinan las vacaciones de Semana Santa, ya que las autopistas a Nuevo Laredo y Reynosa, así como la carretera Nacional que conduce a Ciudad Victoria y Tampico, tienen altos flujos de turismo familiar.
Otra buena noticia la llevaron los alcaldes: que los convoyes de camionetas con hombres armados han dejado de verse en esa región de Nuevo León


:Que la titular de la Corporación para el Desarrollo Turístico, Patricia Aguirre, encabeza hoy, junto con la Sociedad de Urbanismo Región Monterrey, la apertura de la consulta del proyecto para renovar la Macroplaza.
Y no se trata precisamente de una manita de gato, sino de una verdadera cirugía mayor a una obra inaugurada por el entonces gobernador Alfonso Martínez Domínguez y que este año cumplirá ya 30 de edad.


:Que entre las novedades interesantes quedarían al aire libre los espacios de la estación Zaragoza, así como lo que fue el Centro Comercial Gran Plaza.
Y la fuente del Neptuno, esa que sirve más para la foto de ocasión que como monumento, será un espacio interactivo para los transeúntes.
  Buen proyecto, buen diseño arquitectónico, buen reto para Patricia Aguirre, porque falta concretar el presupuesto para ejecutarlo…


:Que donde andan tronando cohetes es en Linares, porque pronto podría convertirse en Pueblo Mágico, luego de descubrirse un acueducto elevado que habría sido construido en 1664.
Los arcos que lo soportan estaban ocultos entre maleza y el INAH cree que es obra de sacerdotes del siglo XV.

Pese a que está en un predio privado, la idea es rescatarlo como un espacio abierto al público.