Trascendió Monterrey

: Que tras regresar del Super Bowl, el coordinador de la bancada panista, Alfredo Rodríguez Dávila, está en condiciones de ganarle en unas vencidas al Gobierno del Estado, pues la reforma que vetó el gobernador y que se fue hasta la Corte permitía que el Congreso definiera las tarifas del transporte público.

Entonces, si todo se le acomoda al PAN para desatorarlo mediante una sesión extraordinaria, haga lo haga el estado, tiene perdida esa batalla.

Claro que de eso a que reviertan los aumentos a las tarifas del transporte que autorizaron al arrancar el año, hay un mar de diferencia.

: Que por cierto, con el bloqueo de ayer en Juárez y Morelos por parte de varias agrupaciones de jóvenes que traen sellos sospechosos de algunos diputados de la chiquillada en el Congreso del Estado, se recuerda los años setenta.

La diferencia es que ahora, en contraste con las grandes manifestaciones estudiantiles de hace más de 40 años, los inconformes no parecen tener mucho interés en defender la economía familiar, sino más bien en el golpeteo político. Alguien gana y alguien pierde.

: Que desde hace semanas ya se venía cocinando algo como lo de ayer contra el alza a las tarifas camioneras, pero llama la atención el desdén con el que se descuidó el tema desde el Palacio de Cantera.

Por lo pronto, ya tienen dos infiernitos prendidos: el del Congreso, con la ventaja del PAN ante las facultades que le otorgó la Suprema Corte, y el de la movilización que amenaza con agarrar vuelo, cual incendio con los vientos de febrero.

Veremos cuál cuerno del toro agarran primero desde la oficina de Álvaro Ibarra.

: Que quien se casa el próximo sábado es Elenitza Canavati Hadjópulos, quien fungió como la primera directora del DIF Nuevo León en el actual sexenio de Rodrigo Medina.

Tras dejar el cargo, la dama se fue a radicar a la Ciudad de México, en donde este 8 de febrero unirá su vida a la de Roberto Alejandro Pérez Díaz en una ceremonia que tendrá lugar en la iglesia San José de las Palmas, en Lomas de Chapultepec.

Al enlace nupcial están invitados decenas de regiomontanos por parte de Elenitza, pero sobre todo se trata de muchos amigos de sus orgullosos padres, el ex alcalde de Monterrey Ricardo Canavati Tafich y su esposa, Elena Hadjópulos