Trascendió Monterrey

: Que tras la advertencia a los municipios, en el sentido de que el Fondo Metropolitano se manejará de nuevo de manera centralizada desde el Gobierno Estatal, las administraciones de Monterrey y Santa Catarina ya sacaron las uñas.

La secretaria del Ayuntamiento, Sandra Pámanes, y el alcalde santacatarinense, Víctor Pérez, ya adelantaron que si el gobierno de Rodrigo Medina no cambia de parecer, tomarán medidas legales para recuperar ese recurso.

Todo esto en vísperas de que el Gobierno del Estado presente entre mañana y el jueves el proyecto del presupuesto estatal del 2014 para que el Congreso del Estado lo analice y en su caso lo apruebe.

: Que en el Comité Ejecutivo Nacional del PAN no batallaron para dejar fuera a Ugo Ruiz al momento del reparto de los apoyos federales para los alcaldes de ese partido en Nuevo León.

Fue el precio de que Ugo no apoye la precandidatura de Gustavo Madero para reelegirse como líder nacional.

La pregunta es si el alcalde sampetrino se sumará a la rebelión de los munícipes panistas en Nuevo León, o si otra vez querrá jugar la carta de su supuesta cercanía con Rodrigo Medina para conseguir dinero desde el Gobierno del Estado, y no desde la negociación a través del bloque alcaldes-diputados.

: Que en contraparte, los alcaldes priistas están defendiendo que el Gobierno Estatal sea el que parta el queso con el Fondo Metropolitano, sobre todo si son beneficiarios directos de obras estatales.

Un ejemplo es Raymundo Flores Elizondo, el edil de Apodaca, quien defiende la posición del Gobierno Estatal porque su municipio será de los más favorecidos con la Línea 3 de Metro.

Cada quién le reza a su santo…

:Que es muy grave enterarse que en los hechos donde un menor de 14 años fue herido con un arma de fuego por su hermanito de 11, se utilizara un arma oficial propiedad del municipio de San Pedro.

Si bien el desafortunado accidente ocurrido cuando el niño manipulaba el arma de su padre sucedió en el domicilio familiar, en una colonia de Apodaca, valdría la pena revisar los protocolos de seguridad que deben seguir con las armas de cargo quienes se desempeñan como escoltas.

Estos hechos no deberían ocurrir nunca, sobre todo porque se trata de menores de edad y peor aún, hermanos…