Trascendió Monterrey

: Que el alcalde de San Pedro, Ugo Ruiz, anda duro con la evaluación de su equipo de trabajo y no le ha temblado la mano para cortar cabezas.

Ayer despidió a Francisco Javier Martínez Oviedo, quien venía desempeñándose como director de Control Urbano, luego de que no presentó resultados satisfactorios al frente de su encargo.

Si el nombre les suena, en efecto se trata del panista que perdió en 2003 la alcaldía de Santa Catarina frente a la priista Irma Adriana Garza Villarreal.

: Que muy optimista se veía ayer el gobernador Rodrigo Medina en las entrevistas por televisión, un día después de rendir su Cuarto Informe.

Le entró de frente a todas las preguntas y dejó en claro que los rumores y los ataques, incluso contra su familia, no lo desviarán de su quehacer al frente del Ejecutivo.

: Que luego de que la fracción del PAN en el Congreso tomó la iniciativa de proponer al Gobierno del Estado “tender puentes”, ya se corren apuestas sobre cuánto tardarán los alcaldes panistas en regresar a la mesa del diálogo con el secretario de Gobierno, Álvaro Ibarra.

El martes los ediles albiazules se reunieron con Ibarra en un encuentro preliminar, pero se espera que muy pronto pueda estar la mesa completa, con todos los alcaldes metropolitanos…

: Que hace unas semanas, un empresario regiomontano abrió su chequera y compró un penthouse en el desarrollo inmobiliario High Park, ubicado sobre Gómez Morín, en San Pedro.

La nota no es la compra en sí misma, sino que los conocedores del ramo la califican como la mayor transacción que se haya realizado en la localidad por un inmueble de su tipo, algo así como 6 millones de dólares…

: Que mientras en Juárez hay mucha gente triste y de luto luego del derrumbe de un templo que dejó un niño muerto y decenas de heridos, parece que al ex alcalde Luis García no le importa ser señalado como quien otorgó un simple permiso verbal para autorizar la construcción.

Ayer organizó en su casa lo que pretendía fuera una macrofiesta con motivo de su cumpleaños, como en sus mejores tiempos en el poder, para lo cual invitó a la clase política priista, pero sólo llegaron unos cuantos despistados.

Por lo menos uno de los invitados de honor no le falló: Jaime Rodríguez Calderón, el ex alcalde de García mejor conocido como El Bronco.