Trascendió Monterrey

: Que el gobernador Rodrigo Medina canceló ayer por la mañana su asistencia a un evento sobre prevención del cáncer en la mujer que se llevó a cabo en el Centro Convex debido a un imprevisto en su agenda.

Un grupo de empresarios, entre quienes destacaba el presidente de FEMSA, José Antonio Fernández Carbajal, pidió audiencia matutina con el mandatario estatal, quien los recibió en su despacho.

: Que el tema del encuentro versó sobre la reforma fiscal, con la que los capitanes de empresa no están de acuerdo.

Entre los asistentes al despacho del gobernador figuraban también Eugenio Garza Herrera, Adrián Sada, Francisco Zambrano, Jesús Viejo y Sergio Gutiérrez Muguerza.

Lo interesante es que mientras los empresarios argumentaban las desventajas de la reforma hacendaria, el tesorero Rodolfo Gómez Acosta hablaba sobre la principal bondad de la iniciativa en discusión: de aprobarse, le dará dos mil millones de pesos adicionales al presupuesto estatal.

: Que hoy se cumplen, por cierto, cuatro años de gobierno de Rodrigo Medina, quien por lo visto los festejará haciendo adobes.

Cierra semana y su cuarto aniversario en el poder con dos objetivos cumplidos: el arranque de obras de la Línea 3 del Metro y la firma del acuerdo con la Comisión Nacional del Agua para construir el acueducto medular del proyecto Monterrey VI que traerá agua desde el Pánuco.

Se trata, junto con la Ecovía, de otras dos obras fuertes con las que pretende cerrar el sexenio a tambor batiente y que, siendo honestos, serán vistosos estandartes del partido en el poder para la campaña política que se avecina.

: Que ayer por la mañana, durante la reunión de alcaldes con el secretario de Gobierno, Álvaro Ibarra, el alcalde de Santiago, Homar Almaguer, llegó con varios paquetes de tacos hechos en el Pueblo Mágico.

Como ya lo hizo costumbre, al término del encuentro el alcalde del PT recogió las charolas que lograron salvar el opíparo almuerzo y se retiró de la sala de juntas de la Secretaría de Gobierno con su cargamento, pero no alcanzó a llegar con él completo hasta su camioneta.

En el camino iba repartiendo taquitos y eran tantos, que hasta los reporteros de la fuente le dieron gusto al paladar…