Trascendió Monterrey

:Que el clan familiar de la comercializadora Mirof y de varios de sus clones que venden servicios y productos al Gobierno del Estado, a paraestatales y hasta al municipio de Juárez, ha logrado colocar hasta la fecha contratos que rebasan los 90 millones de pesos.

Ha sido tan grave el escándalo que comenzó con el cochinero del Cobijagate, que el gobernador Jaime Rodríguez ya ordenó investigar a estos parientes y sacarlos del padrón de proveedores.



:Que por si quedaban dudas de que en Reynosa solo ocurren hechos aislados, las estadísticas nacionales dejan claro la posición de esta frontera tamaulipeca, al revelar que es la quinta con más muertes a nivel nacional.

Por encima de ella solo están Tijuana, Ciudad Juárez, Culiacán y Acapulco, de manera que esto explica que los regiomontanos decidan cancelar sus frecuentes viajes a McAllen e Isla del Padre.



:Que el gobernador Jaime Rodríguez anunció la reestructura del Gabinete con varios cambios que comenzaron en la Secretaría de Educación, en donde su amigo, Jesús Hernández, el taquero de la Cuauhtémoc, encabeza los ajustes al quedar como superadministrador de la Secretaría de Educación.

El encargo no es menor, porque el ex alcalde de García manejará el billete de la dependencia con más presupuesto del estado.



:Que también se anunciaron enroques en la Secretaría General de Gobierno a nivel de las subsecretarías.

Roberto Russildi, el secretario de Desarrollo Sustentable, sería el coordinador de tres dependencias clave: Agua y Drenaje, Agencia del Transporte y Metrorrey.

La pregunta es si los directores se van a su casa, o se quedarán al mando de Russildi.



:Que con mucha pila anda el diputado Samuel García, quien tras regresar de vacaciones, fue a la Ciudad de México a una serie de actividades contra la corrupción y ahora inició una gira por la zona sur de Nuevo León.

Ayer estuvo en Santiago y la próxima parada es Montemorelos, e inicia la próxima semana con un exhorto y de ahí promete más sorpresas en el Congreso para agosto.

A ese paso, se quedará sin pólvora para las fiestas de septiembre... y para el periodo ordinario.