Trascendió Monterrey

:Que este lunes deben estar publicadas en el Periódico Oficial del Estado las reformas a la Ley Orgánica del Poder Ejecutivo que tanto estire y afloje provocaron en el Congreso durante las últimas semanas.

Sorprende que sea sólo la primera parte de una serie de modificaciones al aparato estatal, y se deban hacer múltiples reformas durante los próximos meses para lograr el objetivo de cambiar por completo la Administración Pública Estatal.

Lo anterior debido a que en los anteriores sexenios los cambios se hacían de un solo jalón y en paquete, y en este caso, o los diputados decidieron guardarse varios ases bajo la manga para seguir negociando, o el equipo jurídico de Gobierno no mandó todas las reformas en una sola exhibición.

:Que lo que se puede prever es todavía varios meses de negociar una norma por otra entre los Poderes Ejecutivo y Legislativo. El intercambio de barajitas apenas está empezando.

:Que no todo se resolvió tranquilamente en el Congreso local y entre los pendientes queda aún el nombramiento para ocupar la presidencia de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

Para algunos sospechosistas el rechazo de la segunda opción fue parte de los acuerdos, pues de este modo el gobernador puede ya decidir a quién nombrar sin pasar por el Congreso local.

La pregunta es qué tan conveniente es que el Ejecutivo estatal sea quien elija directamente al Ombudsman, cuya labor es proteger a los ciudadanos de los abusos de la autoridad.

:Que en los rumbos del Partido Acción Nacional, el que anda que no lo calienta ni el sol es Miguel Ángel García Domínguez, ya que no logró que la Comisión Permanente de su partido avalara la asamblea en la que fue electo dirigente municipal de Monterrey.

Y aunque asumirá después del 28 de marzo, será por afirmativa ficta y no por el aval de los líderes de su partido; parece que ninguno de ellos quiere la carga de validar a un político que en algún momento afirmó que en la función pública se puede "ser marrano pero no trompudo".

:Que más tardó Adriana Quiroz en ocupar la titularidad del despacho del gobernador, que ocupaba Miguel Treviño, que Fernando Elizondo en reemplazarla en su puesto. Lo triste del caso es que esta oficina va a desaparecer la reestructura de Gobierno. A ver si no se queda sin nada.