Trascendió Monterrey

:Que el Congreso del Estado aprobó ayer, por fin, la reestructura de la deuda por 42 mil 700 millones de pesos que solicitó el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

La propuesta planteada por el tesorero Carlos Garza quedó de la siguiente manera: 13 mil millones de pesos a 27 años, en tanto los restantes 29 mil millones serán pagaderos en 20 años.

Al lograrse este acuerdo se proyectan ahorros de hasta 400 millones de pesos anuales por concepto de intereses, lo cual podrá redirigirse a otras necesidades.

:Que al impulsar este lunes la aprobación unánime de la reestructuración de la deuda, los diputados del PRI mandaron una señal clara a Jaime Rodríguez Calderón: Ya no hay pretextos para no trabajar.

Y es que ahora y gracias a los legisladores priistas, el Gobierno del Estado dispondrá de suficientes recursos frescos para cumplir sus promesas de campaña, como el transporte público gratuito.

:Que si a esto se añade que, también consensuado por el líder de los diputados del PRI, Marco Antonio González, el Congreso autorizó un presupuesto récord a Jaime Rodríguez.

Estamos hablando entonces de una bancada dirigida que pone con esto, por encima de todo, el interés de los ciudadanos.

:Que tras los enfrentamientos de los maestros y seguidores de la CNTE en Oaxaca con policías federales y estatales, en Nuevo León el secretario general de Gobierno declaró ayer que la asignación de ascensos a los profesores sigue estancada.

Traducido: el famoso escalafón magisterial que hasta hace unas semanas se manejaba desde la Sección 50 y que la Secretaría de Educación estatal pretende operar al amparo de la reforma educativa, no se ha consumado.

O sea, Manuel González Flores abrió un corredor de negociación para evitar desbordamientos como el de Oaxaca. El horno no está para bollos.

:Que la renuncia de Manlio Fabio Beltrones a la dirigencia del PRI nacional obliga a la inmediata pregunta de quién será el sucesor, tras las derrotas del pasado 5 de junio, ya que no hay cabezas visibles que quieran entrarle al toro.

Por lo pronto, en Nuevo León varios paisanos con puestos en el Gobierno Federal podrían quedar como las viudas de Manlio Fabio, o sea, en el desamparo político.

A menos que el sonorense amanezca estrenando un cargo, lo cual parece remoto.