Trascendió Monterrey

:Que el gobernador Jaime Rodríguez Calderón decidió que siempre no asistirá mañana a la XVI Marcha de la Diversidad Sexual, como era el compromiso, debido a que tiene agenda en la Ciudad de México.

Con tamaña reculada del gobernador, los malpensados ya comenzaron a especular: que si tiene miedo de darse un resbalón como el de "a las niñas gordas no las quiere nadie", porque entonces sí que se le arma ahí mismo con la gente de la diversidad sexual.

Otros dicen que no sería extraño que grupos conservadores, iglesias y asociaciones "de la vela perpetua" que le han apoyado, le hayan advertido que, por el bien de todos, mejor no vaya con la gente de las banderas color arcoiris.

:Que algunos empleados de San Pedro, a pesar de librar el recorte de hace dos semanas, siguen sin rendir en el trabajo, para molestia de muchos trabajadores que no son de "alcurnia panista".

Como ejemplos están Carolina Madero Garza, quien se desempeña en el área de Cultura y ya había sido dada de baja.

Otro es el director de la Unidad de Planeación y Control, Eduardo Sierra Chein, quien anda de vacaciones en Finlandia.

Está visto que quienes tienen la costumbre de "volar" en vez de trabajar, ni siquiera se dan cuenta cuando hay vendaval.

:Que tras la salida de Juan Ramón Palacios Chapa del equipo del alcalde Francisco Cienfuegos, queda como encargada del despacho de Desarrollo Social la directora del DIF, Alejandra Lara.

Tras su detención por declaraciones falsas en el juicio de divorcio de su hermana, Palacios Chapa fue trasladado anoche a Puerto Vallarta en un vuelo comercial.

Horas antes, el munícipe de Guadalupe sostuvo una reunión urgente con todo su equipo y dicen que viene una reestructura a fondo en los puestos de primer nivel. Hagan sus apuestas.

:Que mañana se llevará a acabo el lanzamiento del Festival Internacional Santa Lucía 2016.

La novena edición, del 16 de septiembre al 2 de octubre, tiene como objetivo concienciar a la sociedad en la preservación de los recursos naturales bajo el eslogan "Una ola de amor por el planeta".

El festival que nació en 2008 no sería hoy una realidad sin la visión y vocación de Liliana Melo de Sada, quien preside el patronato y junto a un gran equipo, posicionan a Nuevo León como un referente cultural en cada edición anual.