Trazos del noveno arte

La verdadera realeza del crimen y la villanía

Para estos momentos muchos ya habrán visto en las pantallas de cine o tal vez hayan leído algo en internet al respecto de la recién estrenada cinta, el Escuadrón Suicida (Suicide Squad), yo por el momento no he podido ir a verla y juzgarla como se debe, pero he aquí mis eternos desvaríos de por qué tengo una baja expectativa al respecto.

En primer lugar he tenido como un mantra constante el hecho de tener bajas expectativas respecto a muchas cosas de esta vida y de este mundo, ya que “es preferible sorprenderme, que decepcionarme”; por ello tengo una expectativa muy baja respecto al estreno de esta cinta, y en cierta parte de mí nerd ser me dice que espera equivocarse.

Por si no han leído nada al respecto de la película de Suicide Squad, las críticas no le han favorecido nada, es un tanto como el tema de Batman Vs Superman, pero en ese tema yo siento que las críticas no fueron favorables, la película del Origen de la Justicia fue buena, en más de un sentido. Pero regresando al desvarío principal, considero que el filme no pasará de ser una cinta meramente “palomera”, sin relevancia real debido a que desde el principio fue condenada, algo así como Captain America y su pelea de recreo que quisieron hacer pasar como Civil War, considero que el Escuadrón Suicida tenía potencial pero como en todo quisieron ganar más dinero que ofrecer un producto de verdadera calidad.

Reunieron a un buen elenco no se puede negar, los efectos especiales y el vestuario se ven bien, además de que los personajes son villanos interesantes, pero entonces… ¿Cuál es la falla?, la respuesta es simple, la caída a la desgracia o al éxito radica en un solo elemento de esta ecuación, el Guasón.

No sólo es el principal villano de Batman y uno de los villanos más populares de todo el universo de DC Comics, sino también porque es un ente que se alimenta de los personajes, que quiero decir con esto, al buscar darle un espacio a este personaje le roba la oportunidad a cualquier otro de brillar, y no porque la personificación de Jared Leto sea magnifica, como dije antes aún no lo sé, pero por la misma naturaleza del personaje no permite que los otros villanos, como: Deadshot (Will Smith), Harley Quinn (Margot Robbie), Captain Boomerang, Killer Croc, Katana, Enchantress; tengan la oportunidad de demostrar que pueden ser más que villanos de relleno.

Esto ocurre debido a que el personaje del Guasón es mucho para esta cinta, recordemos la cinta de Batman: El caballero de la noche, a muchos nos encantó esa película, y una de las principales razones fue el personaje del Príncipe Payaso del Crimen y su naturaleza caótica, pero si esto fue así por qué no le daría un empuje a la cinta.

La respuesta es simple y ocurrió en el último vidoejuego de la saga de Batman: Arkham Knight, a mí me emocionó mucho el que el villano principal fuera es Espantapájaros, uno de mis villanos favoritos del murciélago, pero al final los mismos creadores no soportaron e incluyeron al Guasón, elemento que me pareció estaba de más, esto le resto importancia al villano de paja y a los demás que pasaron inmediatamente a ser villanos de relleno, porque el Príncipe Payaso lo hacía de nuevo, se robó la historia, de la misma forma en la que lo hizo en Arkham Origins donde al final descubrimos que Máscara Negra es también el Guasón.

Esta necesidad de poner al payaso hasta en la sopa es lo que siento es la principal falla de la película y de algunos de los últimos productos basados en Batman, y en los héroes de DC Comics, y no me mal entiendan adoro a ese payaso, sólo que siento que en universo de Batman es tan extenso y hay villanos tan variados que darnos una versión nueva de un solo personaje una y otra vez no es la respuesta para dar productos de calidad, así no se ve una evolución sino más bien un refrito de todo y eso gasta a los personajes y hasta cierto punto nos vuelve insensibles ante lo que pueda venir después, es por ello que creo que Suicide Squad no será un éxito, y esperemos que tampoco sea un fracaso que desanime a que se sigan haciendo producciones de los héroes más grandes del mundo.     

Por el momento tenemos el consuelo de que al menos Warner sigue produciendo grandes obras en lo que respecta animación y si Suicide Squad es tan mala como me imagino que será podemos siempre ver una alternativa que es Batman: Asalto en Arkham para aquellos que quieran ver al equipo de villanos en acción o la recientemente estrenada Batman: The Killing Joke, dónde en su máxima expresión podemos ver lo que realmente es la realeza de la villanía el Príncipe Payaso del Crimen de la mano de uno de los mejores escritores de la industria del comic y la novela gráfica el grandioso Alan Moore, así que al menos como fanáticos podemos estar complacidos de que siempre habrá un producto de las artes visuales que complacerá nuestro ánimo de historias increíbles.

teodoro.santos@milenio.com