Trazos del noveno arte

Todo nuevo, todo diferente… no necesariamente es mejor

El secreto para que una historia del mundo de las viñetas, así como de un buen libro o de una película radica en que sea capaz de hacer sentir empatía y pertenencia en el lector por el personaje principal, o en su defecto por la situación que plantea. Por ejemplo: es fácil ver porque el Hombre Araña fue todo un suceso y hasta la fecha sigue siendo uno de los personajes de mayor éxito dentro del reparto de la casa de las ideas; originalmente un chico de 16 años que es mordido por una araña radioactiva, en una época cuando la mayoría de los lectores eran jóvenes, ofreció el mejor marco para que cada uno de los lectores amantes de los comics se identificarán con este personaje.

Mientras que por ejemplo Superman o Batman ya eran adultos, uno un alienígena superpoderoso y otro un multimillonario con una amplía gama de artefactos para hacer justicia, es difícil identificarse directamente con alguno de ellos; en el caso especifico de Superman la pertenencia la obtenemos con su identidad secreta, todos hemos llegado a ser Clark Kent en algún momento, pero con Batman es más difícil aunque sí crea en el lector un sentido de aspiración, a querer llegar a ser como el personaje, ya sea como Bruce Wayne o Batman.

Pero lo difícil consiste en poder mantener las historias para que el personaje conserve esas características que lo hacen alguien con el que el lector pueda identificarse. Esto hace que las editoriales constantemente hagan responsables a diferentes escritores para darles un nuevo panorama a cada uno de ellos, otras veces las editoriales buscan ser un poco más radicales y cambian el universo entero y a todos sus personajes en él, esto como un producto de tratar de llegar a nuevas audiencias y mantener a la vanguardia a sus personajes, pero ¿esto es realmente necesario?, las palabras de un maestro de la historieta una vez fueron, “es muy riesgoso cambiar a un personaje, porque puede perder aquello que hace que te identifiques con él”, pensando en algunos héroes como Hellboy, se puede apreciar que tiene razón, Hellboy nunca ha cambiado, a pesar de que los escritores que han dado las aventuras a este gran demonio rojo han sido diversos.

Hace poco en las páginas de los cómics de Marvel México, comenzamos a ver la ultima renovación de los héroes de la casa de las ideas, All new, All diferent, es el nombre que le otorgaron, con el dejaron atrás muchos personajes como Steve Rogers, Thor (que ahora recorre el mundo como Odinson) y demás, todo como una respuesta directa a los eventos que se han venido generando después de la serie llama Original Sin, donde los más grandes secretos de los héroes fueron revelados, aquí se puede apreciar como algunos de los personajes que perdido algunas de sus principales características que los hacían tener un vinculo directo con los lectores, algunos más son de hecho una interesante reestructuración de las historias como por ejemplo: The New Avengers, que no sólo trae algunos viejos conocidos del universo marvelita sino que le da un giro a la historia bastante interesante y sobre todo perfectamente ilustrado por el buen Gerardo Sandoval, que en lo personal tiene un estilo que me agrada bastante, o la serie de Extraordinary XMen que también brinda nuevos bríos a un mundo mutante que necesita de una buena reestructuración ya que ha pasado por muchas pesadillas.  

Pero así como hay un ying, debe haber un yang, y por todo lo bueno siempre hay algo que asoma su cabeza para transformarse en el descalabro de la restructuración, en este caso y en mí opinión, la mala jugada le tocó al agradable vecino Spiderman, quién después de haber obtenido un doctorado y hacer su propia empresa fue rebajado a ser un remedo de Tony Stark (Iron Man), estoy de acuerdo en que un personaje debe evolucionar o debe morir, pero Peter Parker ya había alcanzado su cenit, había madurado, había creado una familia, después decidieron que eso no era lo correcto que debían darle al personaje más dolor, regresarlo un poco más a como era antes a pesar de que ya no era tan joven, pero ahora después de su nueva restructuración decidieron hacerlo un empresario exitoso, hasta cierto punto arrogante en algunos aspectos y le quitaron cierta magia que lo hacía uno de mis personajes favoritos.

Para compensar por otro lado en el cine y televisión el personaje sigue siendo como en sus origines un adolescente, regresamos al hecho de querer reinventar para nuevos públicos, pero por otra parte mantener la esencia del personaje, eso es lo que verdaderamente es importante, el personaje debe mantener las características para que se pueda identificar el público con él porque de no ser así el personaje puede correr el riesgo de afrontar la extinción, el hecho es que All New All Diferent Marvel, está aquí y debemos esperar a ver como evolucionan estas nuevas facetas de los héroes para saber si la casa de las ideas, sigue generando buenas historias o se encuentra estancada en la encrucijada entre los viejos lectores y los nuevos fanáticos potenciales.

teodoro.santos@milenio.com