Trazos del noveno arte

Los mejores héroes son forjados por la obscuridad…

Cuando la noche cae en el mundo y la obscuridad rodea a la sociedad es el momento perfecto para que el crimen y la maldad proliferen; una familia sale del cine, la feliz pareja con su hijo camina por un callejón mientras el pequeño recrea los movimientos de El Zorro, héroe del filme que acaba de presenciar, de pronto una sombra surge de los recovecos y con una pistola amenaza a la familia para despojarlos de sus pertenencias. El niño mira aterrado la escena, se escucha un ruido ensordecedor, el olor a pólvora llena el callejón el collar de perlas de su madre se rompe y caen una por una al suelo, mientras que los cuerpos de sus padres caen con ellas, el ladrón sin más por hacer huye al mismo tiempo que el pequeño cae sobre sus rodillas, contemplando los cuerpos de sus padres que yacen sin vida, el niño lleva por nombre Bruce Wayne (o como se le conoció en México: Bruno Díaz) y este suceso lo encamino para convertirse en el Cruzado Encapotado, el Caballero de la Noche, el terror de los criminales, Batman.

Batman nació en la obscuridad, en ese callejón obscuro cuando un ladrón le arrebató a sus padres, ahí conoció la noche, dedicó su vida a hacerla su aliada y se juró a sí mismo que jamás nadie pasaría por lo que él tuvo que pasar, esa fue su motivación para luchar contra el crimen.

Sin lugar a dudas el hombre murciélago es el héroe más grande que existe en el mundo de los comics, no es un superhéroe ya que no posee ninguna habilidad superhumana, eso es lo que le da aún más crédito, a pesar de que algunos podrían decir que su poder radica en el dinero, ya que su familia es la más acaudalada de Ciudad Gótica, eso más bien esta dirigido a Tony Stark, Iron Man; Bruce posee una habilidad que ningún otro héroe en todo el universo de las historietas tiene, en su papel de Batman él es consciente de que el hombre es malo por naturaleza, como decía Thomas Hobbes de que “el hombre es el lobo del hombre”, por lo que no se puede confiar en nadie.

Batman es el único héroe que desconfía hasta de otros justicieros, sólo hay que recordar que la primera vez que se encontró con el Detective Marciano, le dijo “debo decirte que tengo una roca para detener al de Metrópolis (refiriéndose a la kryptonita y a Superman) y sé que para detenerte a ti necesito mucho menos”. El hombre murciélago tiene un plan para detener a cada héroe en caso de que pierda el control y se vuelva una amenaza, todo esto lo hace posible debido a su segunda gran habilidad, no por nada lo nombran el mejor detective del mundo, Batman posee una gran capacidad de deducción, además de ser un fanático de la investigación, esto aunado a su habilidad mental para mantenerse siempre un paso delante de cualquier situación es lo que le da la ventaja contra los villanos que lo caracterizan como el Guasón, el Acertijo, el Espantapájaros, Dos Caras, el Pingüino o el inmortal Ra´s Al Gul; que al igual que el héroe que carece de poderes sobrehumanos, los villanos se caracterizan por atacar los rasgos humanos como: el miedo, la ambición, la ira, la locura, entre muchas otras.

Estas mismas habilidades son las que le permiten tener un perfil detallado de cada uno de los otros héroes, es el único que conoce todas las identidades secretas y las debilidades de cada uno de ellos ya que el conocimiento es poder, conoce a su vez todos sus secretos y es el único que ha sabido mantener todos sus secretos ocultos, entre las amenazas más peligrosas siempre destaca a Superman, “el alienígena con los poderes de un dios”, por lo que la pregunta que Batman siempre tuvo en mente es ¿qué pasaría si un día ese dios decide ponerse en contra de la humanidad?, así que en busca de la respuesta este obscuro héroe decidió buscar la solución y prever todo posible escenario para detener esa amenaza potencial.

Batman es por mucho el héroe más obscuro, más inteligente, más fuerte debido a su capacidad de superar las pérdidas y sacando provecho de ellas, por el otro lado es vulnerable, es humano, lo que hace que a su vez sea impredecible y susceptible a ser victima de las emociones humanas.

En los comics Batman y Superman ya se han enfrentado en más de una ocasión y ahora esa batalla estará en la pantalla grande, las expectativas por este filme son grandes ya que todos queremos ver qué ocurre cuando el dios se enfrenta al mejor de los hombres, porque si alguien es capaz de detener a un dios, al menos en los comics, ese sería Batman, el Caballero de la Noche, el Odiseo moderno porque recordemos que fue este héroe griego quien logró derrotar a los dioses con tan sólo su inteligencia.

 

teodoro.santos@milenio.com