Trazos del noveno arte

Y entonces llegó el Apocalipsis

Una de las franquicias más lucrativas que puede tener el universo Marvel son los Hombres X o conocidos en inglés como X-Men, y cómo no tener éxito con una idea tan innovadora como un grupo de adolecentes pasando por cambios en sus cuerpos y descubriendo que de repente tienen habilidades o cualidades que los hacen diferentes a los demás como Bestia por ejemplo, el hecho de que de repente te des cuenta de que te comienza a crecer pelo por todo tu cuerpo puede llegar a ser algo muy extraño, nadie podría identificarse con eso.

Es normal que llevarán los cambios de la pubertad al extremo con la raza mutante eso le otorgó a la casa de las ideas un gran éxito en los años 60 cuando conocimos por primera vez al equipo de adolescentes con habilidades extraordinarias que eran liderados por el profesor Charles Xavier, el telépata más poderoso del planeta, todos luchando por adaptarse a un mundo que los repudia por ser diferentes, nada que ver con un adolescente común y corriente.

Porque hacer esta pequeña referencia al hecho de que los X-Men pueden ser los superhéroes con los que más fácilmente nos identificamos como lectores, espectadores o hasta para asumir su rol en algún juego de vídeo, porque regresamos al punto de inicio es una de las franquicias más lucrativas de la editorial de Marvel.

Es por ello que Marvel Studios, compañía que se ha encargado de llevar a la pantalla grande adaptaciones de diversos superhéroes como: Capitán América, Iron Man, Thor, por mencionar algunos pero no ha recuperado los derechos de los Hombres X, como se pudo ver en el más reciente éxito de taquilla Deadpool, dónde solamente pudo hacerse referencia a uno de los íconos mutantes que fue Colossus.

Esto debido a que 20th Century Fox aun ostenta los derechos de los mutantes, y cómo no conservarlos por ello se busca la manera de mantener vigente a los héroes, y cómo lo ha logrado más recientemente con la película X-Men Apocalypse, que nos da una pequeña muestra de lo que es el evento que a mi parecer es el mejor de los Hombres X, “La Era de Apolcalipsis”.

En términos muy generales la película es muy buena, cuenta con el argumento y los efectos necesarios para poder llevar a cualquier espectador, experto o inexperto a un buen viaje al universo de los mutantes, para el conocedor más estricto podríamos llegar a pensar que se queda corta, pero como mencionó algún colega mío, “por qué debemos esperar que el producto sea exactamente como la historia en el comic, si son para públicos diferentes”, en este caso lo encuentro particularmente cierto, ya que es notorio que el objetivo principal fue hacer un buen producto final que diera pie a nuevas producciones y permanecer con la franquicia mutante en Fox, hecho que funcionó con gran éxito porque ahora los fans estarán ansiosos por ver a los mutantes de nuevo en sus inicios y la lucha de adaptarse que tanto los ha caracterizado.

Aunque debemos aceptar que no en todo ha sido una buena estrategia tratar de renovar las historias para conservar las franquicias y los derechos de la distribución como sucedió con la más reciente cinta de los Cuatro Fantásticos, que fue un pretexto para no perder la licencia y resultó en un rotundo fracaso y ahí es dónde Fox tendría que considerar cómo hacer que esos personajes puedan ser revitalizados.

Ahora podría ser un acierto que Fox mantenga los derechos de la Hombres X, ya que ahora con los estudios Marvel dependiendo enteramente de la casa del ratón Miguelito, como se le conocía en México, ha llegado a ser un desacierto en más de una ocasión y una de ellas ha estado relacionada justamente con la Era de Apocalipsis, la serie animada de Wolverine and the X-Men, ha sido una de las mejores que han elaborado en cuestión de animación y mutantes en las últimas décadas y justamente cuando estaban por llegar a este genial arco argumental donde Apocalipsis domina al mundo y todos los mutantes le sirven el ratón decidió que no debería seguir esta producción porque tenía en mente que debería haber caricaturas más infantiles y nos dio programas sabatinos que carecen de la emoción y la rudeza con la que contaba este show.

Aún así yo creo que Marvel Studios seguirá con la lucha para recuperar sus franquicias de este tipo de personajes para que así podamos tener algunas princesas Disney que tengan poderes mutantes y así podamos tener producciones millonarias con efectos de primer mundo y algunos argumentos de tercer mundo, que sólo nos dejarán un amargo sabor de boca.

Porque como lo ha demostrado en algunas de sus últimas producciones Marvel Studios está más interesado en vender entradas por la presencia de personajes y los llamados cameos que por ofrecer una calidad en el argumento, es por ello que creo que deberíamos considerar que los X-Men mejor deberían quedar fuera del universo cinemático de Disney por un tiempo más así no tendríamos que imaginar a Iceman cantando “y si hacemos un muñeco…”.

@TeddyDrake