Trazos del noveno arte

Capitán América, el protector del estatus quo

Hace aproximadamente un mes los fanáticos alrededor del mundo sintieron que su realidad se fragmentaba y colapsaba por una frase que dijo el siempre reconocido Capitán América, Steve Rogers, Hail Hydra, sugiriendo que el héroe de los años 40 que podía golpear a Hitler en la cara sin problema pertenecía a la organización más diabólica de los comics de la casa de las ideas.

Hay que aclarar que en este momento en la Tierra 616, correspondiente al universo Marvel ahora tiene dos Capitanes América,Sam Wilson, ex Falcón y nuevamente  y sólo porque es como Orlando Bloom en su eterno papel de Légolas (no sabe hacer otro papel bien), el veterano Steven Rogers, quién a pesar de que fuera hasta en un momento director de S.H.I.E.L.D. siempre vuelve a ser el héroe de las barras y las estrellas.

La semana pasada la editorial norteamericana decidió darle una explicación a la idea de que el héroe siempre fue un agente durmiente de Hydra, organización que estuvo detrás de los Nazis, y de muchos males alrededor del tiempo y del territorio del globo terráqueo.

Resulta que Sam Wilson tuvo que tomar el papel del Capitán América porque Steve Rogers perdió los efectos del suero de súper soldado que fue lo que lo convirtió en el héroe más grande de Marvel en la década de los 40 y le permitió ganar la segunda guerra mundial. Para recuperarlos Rogers tuvo que acudir a una pequeña niña nacida del cubo cósmico o como lo pueden conocer por las películas de Marvel Studios: el teseracto, llamada Kobik.

Lo que no sabíamos era que la niña fue criada por Red Skull y agentes de Hydra por lo que al regresarle los poderes a Steven la niña altera el pasado del personaje para que desde muy pequeño el haya sido un agente durmiente de la malvada organización por lo que esto resuelve la duda de que si en realidad era el verdadero Steve Rogers o era un nuevo mutante o inhumano haciéndose pasar por el viejo Capitán América.

Como lo había mencionado anteriormente, a mí parecer esta historia parecía darle nueva vida al personaje sacarlo de su aburrimiento y su monotonía que ya lo tenía estancado, además pudimos haber presenciado algo como una guerra de Capitanes América y demás posibilidades porque al ser alcanzado por el mal no sabíamos lo que sería capaz de hacer el Capitán América, ese argumento de volverlo impredecible era aquello que lo volvía interesante.

Ahora con este hecho que los escritos han decido regresar al estatus quo del personaje me parece un desperdicio de lo que nos pudo haber dado un Rogers afiliado a Hydra, ahora lo que nos queda es ver cómo se resolverá de una manera tan predecible en la que buscarán ayudar a recuperar el pasado de Rogers, que vuelva a ser el Capitán América y posiblemente hasta Sam Wilson vuelva a sus plumas de Falcón para regresar a lo que es la zona de confort, porque claro eso es mejor que arriesgarse a que los lectores vean a un Capitán América que puede ser inherentemente maligno.

DC Comics por otro lado no tiene temor de mostrar a sus personajes como entes que pueden ser malignos tal vez sea por eso que los encuentro más interesantes y de maneras más equilibradas que los personajes de Marvel porque no buscan que de repente se arreglen las cosas así como por arte de magia, recordemos por ejemplo al buen Hal Jordan que después de enloquecer de poder se convirtió en el villano más poderoso de todos los héroes matando a miles y después de que su mejor amigo lo abatiera paso a ser un espectro, penando buscando redimirse lo que lo hizo posteriormente un mejor héroe, un mejor personaje, un pilar para las historias de la editorial. 

Y por supuesto no podemos dejar de lado a uno de los más grandes personajes de los héroes de DC Comics: Batman, que se expuso constantemente a sí mismo a una serie de experimentos para poder pensar como un maniaco, con la finalidad de conocer mejor a los dementes con los que pelea a diario.

Además el hombre murciélago quien ha enfrentado a los demonios mismos de su propia mente ha sido manipulado en más de una ocasión para hacer el mal, como ha sucedido en el arco argumental de muchas historias, la más reciente que pueden leer es Batman & Robin Eternal, a pesar de ello Batman nunca ha dejado de ser interesante, inesperado, con tantas posibilidades que lo mantienen como uno de los mejores héroes y con mejor argumento en el mundo de las historietas.

Para cerrar el capítulo de esta semana recalco que Marvel está tirando a la basura una gran oportunidad de haber dado nueva vida a Rogers, y espero que de alguna manera se quede como un agente de Hydra, porque como una forma de medir a un héroe es ver que puede hacer después de ser tentado por el mal, aunque no todos tienen la fuerza argumental que tiene Batman y como él mismo lo expresaría “todos podemos ver al fondo del abismo y este puede mirarnos a nosotros, pero cuando te vio a ti, tu parpadeaste…”.

teodoro.santos@milenio.com