Templete

:Que dentro de la reconfiguración del Partido Acción Nacional de Durango, los espacios para quienes busquen ser los candidatos a diputados locales el año entrante son la pelea para algunos.  Aunque resta tiempo, el preparar el terreno y el capital político son tierra laborable. Luis Galindo, actual director de Desarrollo Social en el Ayuntamiento de Durango podría ser un abanderado en los distritos de la capital por el trabajo de campo.  

:Que, por su parte,  Jorge Salum,  quien perdió la alcaldía de Durango por 25 mil votos,  tiene un año para recorrer el muncipio y posicionarse.  Deberá negociar con la nueva dirigencia,  pues fue partidario de la fórmula encabezada por Rómulo Campuzano y que quiso ser impuesta por Rodolfo Elizondo.  A Salum le pesará esa decisión.  Algunos panistas consideran que Elizondo no pudo con la tarea y el gobernador Aispuro decidió el cambio para hacer funcional y operativa la relación de su partido con su administración.

:Que quien puso especial atención en un sector tradicionalmente olvidado para la mayoría de los candidatos a la gubernatura coahuilense es Miguel Angel Riquelme. Y es que el abanderado de la Coalición Coahuila Seguro se comprometió a brindar servicio médico, educación y atención gratuita para las personas que tienen alguna discapacidad y cuya residencia se ubica en esta entidad. La propuesta fue vista con buenos ojos por esta comunidad, pues en Coahuila existen 122 mil 185 personas que tienen alguna limitación física, por lo que es necesario que existan acciones que promuevan sus habilidades y les permitan condiciones de igualdad en sectores como el laboral y de la salud. De cubrirse sería un logro en el rubro de los derechos humanos.

:Que  en el caso de Javier Guerrero, candidato independiente, la realidad es que  no ha repuntado  el 5 por ciento que le dan las encuestas, a pesar de lo que le dicen sus fans de que votarán 400 mil a favor de su proyecto por haber firmado 200 mil para su registro como candidato independiente y uno más que lleven a votar, por lo que sólo tiene 2 alternativas: irse hasta el final con la esperanza del milagro o sumarse al proyecto de Guillermo Anaya solo para cumplir su sueño de ver derrotado al PRI que tanto le dio pero que le negó la candidatura a Gobernador. 


templete@milenio.com