Templete

:Que ahora le toca a Miguel Riquelme, el candidato de la Coalición Coahuila Seguro al gobierno estatal, estar de manteles largos. Fungirá como anfitrión de varios legisladores federales, quienes hoy estarán en La Laguna para darle el espaldarazo. Se trata de César Camacho,  ex líder del PRI a nivel nacional, Armando Luna Canales, Jericó Abrahamo Masso y Edna Dávalos.

:Que a sólo 23 días de que concluyan las campañas políticas para la renovación de la Gubernatura, Congreso Local y 38 Ayuntamientos en Coahuila el próximo miércoles 31 de mayo y a 27 del día “D” el domingo 4 de junio ya se pueden realizar algunas reflexiones que serán el preludio del desenlace de ese día histórico para los Coahuilenses. El desenlace tiene al borde del abismo o la gloria a los actores políticos, y a un ejército de colaboradores de confianza en vilo. Si se evita la alternancia será la continuación de múltiples proyectos políticos en marcha, de lo contrario será su interrupción y la llegada para bien o para mal de una clase política de oposición que ha estado fuera del presupuesto federal ya casi seis años y a nivel estatal, toda la vida. 

:Que la primera reflexión y que da origen a la incertidumbre del resultado  es que por primera vez en la historia política de Coahuila ningún candidato de los 7 en contienda ganará con una mayoría absoluta sino con una mayoría relativa es decir no obtendrá un porcentaje mayor al 50 % de los votos emitidos.  Este dato es la clave para entender la incertidumbre del resultado, ya que todas las elecciones pasadas para la renovación de la gubernatura el PRI siempre había obtenido arriba del 50 por ciento por lo que los porcentajes que obtuvieran sus adversarios especialmente el PAN poco le importaban.

:Que la segunda reflexión es que por más esfuerzos que hacen sus adversarios los que se han consolidando como punteros son Miguel Ángel Riquelme Solís del PRI y Guillermo Anaya del PAN escenario congruente con  el bipartidismo PRI - PAN que siempre ha existido en Coahuila.


templete@milenio.com