Templete

:Que la alcaldesa de Lerdo María Luisa González Achem tiene un problema serio al darle cobijo a un personaje que lejos de generar confianza en la comunidad artística lagunera provoca rechazo y no porque el personaje en cuestión sea antipático. El conflicto generado por Othon Reuters al no finiquitar sus compromisos financieros desde pasadas administraciones con creadores de la región, cuando fue el organizador del Lerdantino, pueden generar animadversión hacia el festival que se anunció como de carácter internacional. Convendría recordarles tanto a Othon, quien por cierto se ausentó de la rueda de prensa donde se anunció la nueva etapa del Lerdantino, como a la presidenta municipal lerdense que la grilla pesada es la que la comunidad intelectual puede generar. Los políticos junto a ellos en ese terreno, son aprendices. Ojo.

:Que el próximo sábado, los presidentes municipales de militancia priista están recibiendo invitación para asistir a un desayuno en la capital duranguense ante el tema de la Conferencia Nacional de Municipios de México (CONAMM). De entrada la presidenta municipal de Lerdo, María Luisa González Achem, confirmó su participación, según fuentes conectadas con la funcionaria y no se sabe si la presidenta municipal de Gómez Palacio, Leticia Herrera también acudirá. Entre los duranguenses que gustan de analizar el tema de la política se dice que cuando menos los presidentes municipales de las tres ciudades más importantes tienen cargos representando a los municipios del país, de acuerdo a sus filias. La duda es ¿quién aprovechará mejor el cargo para figurar y llegar más lejos en esta carrera de resistencia que es la grilla?

:Que el debate de los candidatos a Gobernador de Coahuila tuvo un formato tan rígido que provocó aburrimiento entre los ciudadanos sin militancia política. El número de participantes no dio para más aunque fue claro que todos se dedicaron a tirotear a Miguel Riquelme y en algún momento Guillermo Anaya fue el blanco de los ataques de Armando Guadiana. De la moderadora mejor ni hablar.

:Que Ricardo Anaya acudió al debate para dar respaldo moral al candidato Guillermo Anaya pero llegó tarde. Su llegada llamó la atención precisamente por el retraso. Realmente falta pulir este tipo de ejercicios democráticos y quién sabe si son definitorios para garantizar o no votos para los candidatos. Los priistas están convencidos que su abanderado ganó y los panistas opinan que su gallo se los llevó a todos de calle. ¿Y el ciudadano común? 


templete@milenio.com