Templete

:Que la figura más representativa del Partido Movimiento Ciudadano en Coahuila, el ex priista Raul Sifuentes, no reúne la condición de “perfil fuerte” en palabras del dirigente nacional del MC, Dante Delgado, al anunciar que simplemente no participarán en la elección de gobernador del 4 de junio por carecer de perfiles fuertes. Y es que del secretario de Gobierno en el sexenio de Enrique Martínez solamente se conoce su adicción a las redes sociales, lo cual no le alcanzó para ser candidato, ni siquiera a diputado local.

:Que el aspirante a la candidatura independiente al gobierno de Coahuila Javier Guerrero García, se “trepó” al tren del tema de la deuda. Ya lo incorporó en sus discursos y en las propuestas que los ciudadanos escuchan para darle un voto de confianza y lograr alcanzar los 30 mil sufragios que el Instituto Electoral de Coahuila solicita para darle luz verde y cumplir con el cometido que su ex partido el PRI, no le ofreció al ser uno de los candidatos menos conocidos.

:Que en ese tema, queda más que claro que todos los aspirantes no están considerando una campaña de impacto que dé resultados con propuestas, pero además con perfil más simpático para que el pueblo de Coahuila les dé su voto de confianza, que ese aspecto fue el que hizo ganarse el cariño de la gente a otros candidatos de Coahuila.

:Que pese a cualquier adversidad de interés político que exista en el Partido Revolucionario Institucional ( PRI ) en Coahuila, existen dos personajes que tienen muy en mente la palabra “unión”, por un lado Shamir Fernández, diputado local y presidente de esta corriente política en Torreón y Rodrigo Fuentes Ávila, actual secretario de Desarrollo Social en el estado.


templete@milenio.com