Templete

:Que en el escenario de los aspirantes laguneros a gobernadores de Coahuila como Miguel Riquelme, Guillermo Anaya y el independiente ex priista Javier Guerrero, algunos analistas señalan que éste último ostenta discurso y perfil de acuerdo al entorno político que se vive, que puede ayudarlo a crecer en el electorado. Esperan que la recta final sea de tres candidatos y no de dos como siempre ha sido en la historia política de Coahuila, sobre todo si se da un voto cruzado donde los priistas y panistas inconformes voten por su partido en las candidaturas a las presidencias municipales y diputaciones locales y para gobernador por el independiente. Obvio el análisis proviene de gente que simpatiza con el sampetrino.

:Que para mantener un mínimo de unidad el 18 de enero es día clave para el PRI. Ese día se registran Miguel Ángel Riquelme Solís e Hilda Flores Escalera para la elección interna del PRI a la gubernatura. Se asegura que la actitud que asuma Hilda de participar o declinar será fundamental. Si sólo hay un candidato o candidata ya no habrá elección interna y el que se registró automáticamente es el ungido. 

:Que mucho se habla en la capital del estado de la posible ruptura entre el gobernador José Rosas Aispuro y el alcalde de Durango, José Ramón Enríquez Herrera, y es palpable. En redes sociales Enríquez Herrera se mostró en contra del replaqueo. Y lo calificó como recaudatorio. La fractura era inminente, pero no tan prematura. No es un secreto las aspiraciones del oftalmólogo de ser el gobernador de Durango.

:Que en la política no hay tiempos sino oportunidades, y Enríquez busca su propio espacio y camino. A pesar de la distancia con el primer mandatario de Durango.  Además que se abren brechas en el aparador nacional. Tal vez le alcance o tal vez no. Ese es el azar de una decisión que el futuro puede ser contraproducente o no.


templete@milenio.com