Templete

:Que el secretario de Desarrollo Económico del Estado, el torreonense Antonio Gutiérrez Jardon, celebró en días pasados una posada en su casa, a la que invitó a sus amigos, en su mayoría golfistas, en la que les aseguró que será el candidato a la Alcaldía por un año. Tuvo que aclararles que lo será por el PRI, ya que varios de sus compas no lo identificaban como priista. 

:Que al parecer su gran amigo Antonio Baille, actual presidente de la Canacoto, sostiene que él irá como primer regidor. Total, que entre el flamante nuevo  notario Carlos Rangel, Gutiérrez Jardón y Antonio Baille -el promotor número uno del gobierno estatal- tienen acaparada la Canacoto, que han empleado en algunos momentos para brincar a puestos públicos. Huy.

:Que entre los priistas coahuilenses trascendió que uno de los dos posibles candidatos a la alcaldía de Torreón por un año que no llegue al final de la carrera no se quedará con las manos vacías. Le darán una candidatura a una diputación. Asi que caerá en blandito.

:Que lo que está en juego en Coahuila no es algo menor: si el PRI gana, evitará que en el Norte de México, al menos en Coahuila, no se dé la alternancia y además permanecer en el ahora reducido club priista de los 5 estados en esa condición, junto con Colima, Campeche, Hidalgo y Estado de México, ya que antes de las elecciones del 5 de junio de este año eran 9, pero con la derrota de Durango, Veracruz, Tamaulipas y Quintana Roo se redujo a 5. 


templete@milenio.com