Templete

:Que a algunos funcionarios municipales de primer nivel les ha ido tan bien, más allá de su ingreso salarial, que hasta hoteles andan comprando en la avenida Morelos, así como propiedades diversas en los alrededores de la Plaza Mayor. Para ello, se especula, hasta trabajadoras domésticas utilizan como prestanombres, sean de Torreón, Gómez Palacio o Lerdo.  La estrategia tiene sus riesgos pues hay un terreno por la calle Galeana que ya se disputan dos “propietarios”.

:Que el triunfo sorpresivo de Donald Trump que lo convertirá en el presidente numero 45 de Estados Unidos es la última llamada a la clase política y al modelo económico de nuestra civilización. Sobre todo en el caso de México donde la desigualdad, la corrupción e impunidad deben combatirse a fondo. 


:Que la gente quiere un cambio en el ejercicio del poder es un hecho, no le bastan resultados, esa es su obligación, demanda honestidad y trasparencia en los impuestos que paga. En el caso de Coahuila el partido que logre vender esa idea con propuestas creíbles tendrá la gubernatura en la bolsa. 

:Que el riesgo de fractura en el PAN es del tamaño de la confrontación entre los aspirantes. Ya Luis Fernando Salazar se lanza al ruedo de la candidatura al gobierno estatal de Coahuila, tras presentar su licencia al senado, pero otros personajes panistas apoyan a Guillermo Anaya Llamas. Algunos se preguntan si se van a poder superar las ambiciones y todos los panistas saldrán fortalecidos de este proceso, quede quien quede como candidato.


templete@milenio.com