Templete

:Que a menos de 6 meses en que se defina la candidata o candidato a la gubernatura de Coahuila por parte del PRI, el escenario más seguro es un PRI fracturado a su interior que de ser aprovechado por el PAN con un partido unido y sin tanta soberbia la probabilidad de lograr la alternancia como en Durango es muy alta. 

:Que el problema del PRI es que su perfil más aventajado que ha tenido todas las canicas para operar tenga a la hora de la verdad la suficiente capacidad de unir a todos los demás perfiles, a sabiendas que no tuvieron ya no digamos el piso parejo sino condiciones mínimas de participación dada su trayectoria.

:Que este escenario ha generado un círculo vicioso que en nada ayuda a la causa tricolor; por un lado los que están por la causa del más promocionado quieren un método de selección que lo legitime y que no le genere dar concesiones a los demás precandidatos, y por el otro, los demás no están dispuestos a participar porque lo único que harían es darle trámite a una decisión ya tomada desde hace varios años.

:Que en estas circunstancias el Partido Revolucionario Institucional nacional tiene que tomar cartas en el asunto ya sea asegurando un método de selección lo más parejo posible lo que se ve difícil de lograr, o de plano recurrir al método de candidata o candidata de unidad que se aplicó en la selección de los candidatos a gobernador en las elecciones del pasado 5 de junio.  


templete@milenio.com