Templete

:Que la llegada de Enrique Ochoa Reza a la presidencia nacional del PRI en lugar del experimentado Manlio Fabio Beltrones hubiera sido imposible antes de las siete derrotas históricas a nivel gubernatura que sufrió el tricolor el pasado 5 de junio.

:Que ante la debacle electoral y nuevo escenario político los barones y vieja guardia del partido en el poder tuvieron que aceptar que urgía un perfil libre de escándalos de corrupción y  ejercicio indebido del poder que hablara con nuevo lenguaje y creíble a la sociedad si en verdad desean seguir siendo opción de gobierno.

:Que Manlio Fabio Beltrones fue la mejor apuesta en su momento pero el tsunami político del 5 de junio lo rebasó, notándose en su posición a la defensiva ante el joven Ricardo Anaya, líder nacional del PAN en una mesa de debate en la noche del 5 de junio en un canal de televisión. 

:Que esa es la apuesta del líder real del PRI Enrique Peña Nieto al promover a Enrique Ochoa Reza al PRI nacional, además de tener a un interlocutor que haga un diagnóstico real de los perfiles que debe abanderar el PRI para recuperar el terreno perdido el pasado 5 de junio y con ello  la esperanza que el PRI está de pie y no en el suelo.


templete@milenio.com