Templete

:Que de los cuatro estados  que perdieron la condición de invictos para el PRI y ahora apostaron por la alternancia el pasado 5 de junio, Durango es el único que tuvo como causa  principal de su derrota la división interna y el cobro de facturas de grupos de priistas que vieron en Rosas Aispuro, un candidato con ADN tricolor, el medio para cobrárselas. 

:Que a diferencia de Veracruz, Quintana Roo y Tamaulipas la imagen del Gobernador Jorge Herrera Caldera nunca estuvo en el debate de las campañas, incluso la Capital del Estado que ha sido beneficiada como nunca en los últimos dos sexenios fue la que propició la alternancia con su histórica derrota del 13 por ciento, y en La Laguna que parecía olvidada triunfó Esteban, pero no con la diferencia de hace seis años como para ganar nuevamente la Gubernatura. 

:Que mantener el control del Congreso local, perder con un bajo porcentaje y no estar en el debate de las campañas su desempeño como Gobernador  son los factores que para muchos analistas nacionales y locales  sustentan el mejor desempeño de Jorge Herrera respecto a los otros cinco gobernadores priistas. En otras entidades el PRI perdió no sólo la gubernatura, sino también el control del congreso local con excepción de Quintana Roo, y además cargaron con una imagen tan negativa que sólo con la promesa de meterlos a la cárcel fue suficiente para la debacle del tricolor. 

:Que ante este escenario el futuro político de Jorge Herrera en lo que resta del sexenio de Enrique Peña Nieto puede tener la misma proyección que José Calzada, ex Gobernador de Querétaro que perdió la gubernatura pese a su desempeño como gobernador y hoy está al frente de SAGARPA a invitación de Peña Nieto. No hay que olvidar que igualmente Jorge Herrera Caldera tiene una buena relación con Peña Nieto.


templete@milenio.com