Templete

:Que para la próxima semana se generan otras dos encuestas ordenadas por medios y organismos políticos con la intención de medir presencia de los aspirantes a gobernador en Coahuila. Se evalúa de todo. De todos colores, de todos sabores, de todos los géneros. Y aunque se maneja que es demasiado temprano para saber quiénes serán los “ungidos” lo cierto es que todo mundo sabe que “se trabajan” los votos con años de anticipación.

:Que entre los priistas, dentro y fuera, se piensa que el actual diputado federal Armando Luna Canales tiene un futuro político promisorio en Coahuila. Tiene méritos, dicen, como para ocupar en algún momento la alcaldía de Saltillo y más adelantito el gobierno estatal. Le reconocen prudencia, institucionalidad y lealtad. Fue de los legisladores que de inmediato sumó a un proyecto político viable por dos razones: ante los datos duros de las simpatías electorales y el trabajo en el terreno.

:Que Ivonne Ortega acompañó ayer a Leticia Herrera, candidata del PRI a la alcaldía de Gómez Palacio en su campaña. Tenía compromisos con los medios laguneros para entrevistas pero el vuelo en que llegaría ayer se retrasó, para variar. Sin embargo, la priista con mucho colmillo y mano izquierda se dio a la tarea de marcarle a los directivos para disculparse por no poder estar en entrevistas para los medios electrónicos. Ahí, Sergio Uribe fungió como enlace.

:Que hablando de Jericó Abramo lo más sobresaliente que han observado de su perfil los convocados a sus reuniones del jueves, viernes y sábado de la semana pasada por Torreón y Monclova es que dejó deuda cero en el ayuntamiento de Saltillo, el combate que dio a la inseguridad y el 25 por ciento promedio del presupuesto destinado a obra pública en su gestión de 4 años, además de representar a un Proyecto diferente que aspira a gobernar Coahuila. Aunque puede que eso no le alcance para convencer a los laguneros. 


templete@milenio.com