Templete

:Que resulta complicado para el Partido Acción Nacional (PAN) definir los perfiles que deberán contender en el municipio de Gómez Palacio y Lerdo. En especial, cuando en el primero, se da por sentado que la rival Leticia Herrera ya tiene ganada la alcaldía por el músculo que demostró en su registro como aspirante del tricolor a la presidencia municipal. La dura tarea para seleccionar al o la candidata recaerá en el CEN, el delegado del CEN del PAN en Durango Marcelo Torres Cofiño y, por supuesto, en el abanderado al gobierno estatal José Rosas Aispuro Torres. La caballada está flaca si se compara con el poderoso clan Herrera. Ni el mismo senador con licencia se atrevió a pelear contra Leticia, a pesar de que ésta dejó entrever en sus declaraciones que su ex compañero en el senado era un traidor y que ella no apoyaba a traidores ¡Gulp!

:Que a pesar de los  comentarios en torno al supuesto distanciamiento del gobernador Rubén Moreira del ex mandatario Enrique Martínez y Martínez, éstos se reunieron en un restaurante saltillense ayer. Lejos de exhibir “distancia”, los dos priistas dialogaron por mucho tiempo en un ambiente relajado y las sonrisas no escasearon. A la mesa también llegó el secretario adjunto del PRI Alejandro Gutiérrez, por un momento solamente antes de viajar a la capital mexicana. Otros que atestiguaron la charla: el legislador José María Fraustro, Abraham Cepeda y el coordinador de Comunicación Social Pepe Vega.

:Que al Tesorero Enrique Mota Barragán no le fue muy bien con el tema de su comparecencia ayer ante el Cabildo de Torreón. Movimiento Ciudadano cuestionó el monto de la recaudación de los ingresos propios y cuánto de lo mismo se había aplicado en nómina, pero el Tesorero no tenía el dato. Lo que resulta curioso es que fue el regidor perredista Roberto Rodríguez quien contestó por el Tesorero. Resulta que este personaje se ha convertido en el vocero oficial del Gabinete.

:Que para los ciudadanos orillados a visitar el edificio de la Presidencia Municipal de Torreón resulta un calvario el estacionamiento subterráneo. Encontrar lugar en las “horas pico” es un ejercicio como para armarse de paciencia extrema. Y otro punto en contra es que Protección Civil no ha visitado las instalaciones, en apariencia, porque en un determinado punto se aglomeran hasta 25 vehículos y ante la carencia de un buen sistema de ventilación el monóxido de carbono derivado de los motores se acumula. Para los usuarios la cosa es simple: “el buen juez por su casa empieza”.


templete@milenio.com