Templete

:Que entre los analistas y opinadores de café hay análisis divididos en cuanto a la sucesión de las alcaldías en Coahuila. Por un lado, está la elección de presidencias municipales de un año, que en cuanto al PRI serán ocupadas por mujeres y hombres que no pedirán licencia para contender por la de tres y por el lado del PAN sí lo pretenden hacer pidiendo licencia en caso de que ganen a los 3 meses de iniciado el cargo. O al menos eso se rumora.

:Que otro tema es que en el PRI le siguen apostando a que la estructura lo es todo y el candidato no importa, sin entender que cada elección es distinta y la de 2018 que será con Presidente de la República, Senadores y Diputados Federales será más complicada aún por el propio desgaste natural de gobierno.

:Que por el lado del blanquiazul, se esperan los mismos abanderados, peleando lo mismo. Sus luchas intestinas los han cuasi borrado de un escenario serio de oposición y los mejores cuadros andan por México o como delegados porque en su estado no hay lugar. Ello a pesar de que Marcelo Torres Cofiño es un cuadro notable y bien posicionado.

:Que frente a este escenario cuenta mucho que cada partido vaya puliendo a sus mejores cuadros de cara al reto que deja Miguel Riquelme. Eso a pesar de que grupos ciudadanos han cuestionado temas como el alumbrado o el desarrollo de proyectos que no son, dicen, necesarios para la ciudad. Ya no son tiempos de improvisar, ni mucho menos pensar en candidatos mediocres.


templete@milenio.com