Templete

:Que a quien extrañan sobremanera en algunos espacios nocturnos (o antros de postín), es al cuasi legislador federal Refugio Sandoval (Cuqui para los cuates). Como es un hombre muy joven y soltero, le encanta asistir a estos lugares de diversión. Y lo extrañan porque es muy generoso. Siempre pide bebidas para todos. Por supuesto, tuvo que guardarse durante el arranque de la campaña. Sus asesores le dijeron: cero divertirse en ese tipo de lugares. O sea. Convendría recomendarle que tampoco durante su gestión legislativa puede “alborotarse”, porque luego empiezan los chismes. Eso si durante la madrugada el INE ratifica el triunfo del Verde. Ni modo, quería ser diputado.

:Que de todos los priistas que contendieron por alcanzar una curul en la Cámara Baja del Congreso de la Unión, tal vez quien más deseó ese cargo de representación popular es el ex Secretario de Gobierno Armando Luna Canales. “A cada capilla se le llega su fiestecita” y por fin fue considerado por la cúpula priista para luchar por la legislatura. Ahora se espera que el sueño no se convierta en pesadilla, porque la actual Cámara de Diputados dejó la vara muy alta a los que vienen, por más que se diga que los legisladores sólo levantan “el dedo”.

:Que ahora muchos priistas coahuilenses son “amigos” o cuando menos conocidos de “El Bronco”, gobernador electo de Nuevo León. Entre ellos, Noé Garza Flores, Secretario de Fomento Agropecuario, quien no deja de hablar del fenómeno político del momento. La verdad es que todo mundo habla de este personaje, que no es nada ajeno a Saltillo. Por cierto, ¿no piensa meterse al tema de los meloneros en Matamoros, Coahuila? 

:Que ¿de verdad, de verdad si Alfonso Tafoya y Federico Sáenz Negrete no hubieran contendido por institutos políticos diferentes al PAN le habrían sumado a Jorge Zermeño más votos y le hubiera alcanzado para ganar holgadamente? Los hubieras no existen, de todas formas.

:Que Esteban Villegas, el alcalde de Durango, se apersonó en la Comarca Lagunera, a pesar de que los rumores en torno a un presunto “pacto de no agresión” entre él y una influyente familia priista de La Laguna circularon desde antes de la elección. Al parecer, el pacto se dejó de lado y Villegas tomó protesta a Pepe Campillo como presidente de la Federación Nacional de Alcaldes de  Municipios de México (Capítulo Durango) y también concedió entrevistas. Y sí, quiere ser considerado como candidato del PRI al gobierno de Durango. Por cierto, dice que tiene encuestas que demuestran su fortaleza en la capital y municipios “donde se ha placeado”.


templete@milenio.com