Templete

:Que para los criticólogos y opinadores de Coahuila de quienes están actualmente en contienda para ganar una Diputación Federal al interior del PRI sólo Jericó Abramo Masso y Armando Luna Canales entrarían a competir para la gubernatura en 2017. Claro, de salir victoriosos el próximo 7 de Junio.  

:Que, de hecho, de ganar los dos y teniendo de compañeros a perfiles de peso completo como los  diputados plurinominales Javier Guerrero García y Jorge Dávila Flores, de resultar triunfador el PRI, hay una pregunta: ¿Quién sería el coordinador de los diputados Coahuilenses en la Cámara de Diputados y quiénes presidentes de Comisión e integrantes de la burbuja que tendrá como líder a César Camacho Quiroz

:Que de los otros cinco perfiles: Francisco Saracho, en el primer distrito, de ganar sólo tendría fuerza, para aspirar  a la Alcaldía de Acuña  y de triunfar Cuco Sandoval en el sexto de Torreón, lo cual se ve muy complicado, el mérito no sería suyo suyo sino una  victoria de la estructura tricolor Riquelmista ante Jorge Zermeño, unas de las “vacas sagradas” del PAN.

:Que para los analistas de café, los otros tres perfiles femeninos como Chachis Boone en el segundo distrito, Guadalupe Oyervides en el Tercero y Flor Estela Rentería en el Quinto de Torreón, el reto que tienen no es ganar. Consideran los enterados, con una visión muy misógina por cierto, que la estructura tricolor les dará el triunfo, y que su reto es demostrar que tienen capacidad para ocupar su curul, más allá de la cuota de género. Ufff.


templete@milenio.com