Templete

:Que inusualmente en Durango las campañas para defender los derechos de la comunidad lésbico gay han tenido repercusiones sociales y de manera extraordinaria el respeto de la comunidad. Contrario a lo que se piensa, en Durango es cada vez menor el rechazo a estas manifestaciones y resulta sorprendente hasta para la misma comunidad, a pesar de que en Durango capital las posturas son realmente conservadoras. Hoy arranca una campaña para “Pintar a Durango de Tolerancia”.

:Que los restauranteros están un tanto inconformes con la dirigencia de Canirac, luego que el presidente del organismo, Antonio Márquez, se va a Dubai y Bahrein a cocinar discada por iniciativa del gobierno estatal y del área de Cultura. Al parecer, necesitaban quien cocinara ese platillo típico de la región para una demostración en aquellas tierras. La crítica es porque el dirigente de los restauranteros no tiene restaurante y no cocina discada (hay socios que sí). Pedían un concurso y que resultara ganador el mejor chef. Como estímulo hubiera resultado positivo para la comunidad restaurantera. La reflexión: ¿quiénes eligieron a su presidente? Ahí se los dejo de tarea, diría el ambientalista Fernando Santillanes.

:Que ya muchos empiezan a preguntarse las razones por las que varios directores de área están inconformes con la figura presidencial en Lerdo. Primero huyó el ex futbolista Joaquín Reyes del área de Deportes. Dicen que por diferencias irreconciliables con el poder ejecutivo municipal. Otros ya no aguantan la presión (innecesaria, afirman) del jefe. La pregunta es muy simple: ¿quién en su sano juicio dejaría ir a un deportista reconocido con conexiones en la CONADE y más desarrollando una escuela de futbol para menores con el Pony Ruiz como tutor como primera actividad? Probablemente sus propuestas y conexiones no eran necesarias para la autoridad. A este mundo, no lo entiendo, como diría Aute.

:Que quienes le van a Enrique Martínez para dirigir al PRI sostienen que su llegada puede poner a temblar a muchos en Coahuila. Suponen que haría cambios sustanciales en el estado y que muchos militantes distinguidos, ahora en la congeladora, serían rescatados. Primero tendría que llegar. Y tiene mucha competencia: desde Manlio Fabio Beltrones hasta Emilio Gamboa. Y los que caben entre ellos dos.


templete@milenio.com