Templete

:Que esta semana deja la Superintendencia de Pemex en Gómez Palacio, Juan Antonio García González, luego de 11 años. Los trabajadores recuerdan que en sus inicios, el hijo de Juan Antonio García Villa convivía con la raza, pero en los últimos años se mostraba más preocupado por los autos nuevos. La duda es si se llevará su Mercedes último modelo a  Ciudad Juárez a donde fue reasignado y donde debe presentarse el lunes próximo. O el Grand Marquis, que usa cuando hay que aparentar un bajo perfil. 

:Que un legislador panista, Jesús de León Tello, mencionó en alguna ocasión que el presidente de la Junta de Gobierno Chema Fraustro era un legislador con el que se podía dialogar. Parece que ayer el diálogo se rompió porque un dictamen de los panistas a la Ley de Niños y Niñas, presentada por el ejecutivo, no fue avalado y los blanquiazules hicieron berrinchito. Y abandonaron la sesión. ¿Se enojaron los panistas? El caso es que de acuerdo a los reglamentos internos si los diputados abandonan la sesión del pleno sin permiso de quien preside se considera falta injustificada. El que se enoja pierde.

:Que al parecer varios saltillenses fueron requeridos en la Sagarpa de Enrique Martínez para colaborar con él. Entre otros José Manuel Garza Ortiz y quien fuera su sub secretario en materia de seguridad. Sigue la mata dando para los saltillenses ¿y los laguneros? Para otra ocasión.

:Que otro personaje de la vida política más que opera en Coahuila y aporta a las arcas del estado de Durango es Antonio Juan Marcos, quien al igual que el Profe Mario Cepeda, paga en otro sitio sus impuestos para lograr obtener un “descuentito”. Eso dicen.

:Que en menos de dos meses, el sector poniente de la ciudad de Torreón comenzará a atravesar por un proceso de transformación que le pondrá fin a un problema de al menos tres décadas. El sistema de drenaje será modernizado con una mezcla de recursos federales, estatales y municipales. En este proyecto, se espera causar un beneficio a más de 30 mil familias que hasta la fecha no han realizado manifestaciones al estar confiados en que Miguel Riquelme cumplirá sus promesas. Prometer no empobrece.


templete@milenio.com