Templete

:Que los diputados locales de Coahuila,  reconocieron que su peso, el físico no el “específico”, puede convertirse en un problemita y no es el más saludable. Mucho menos va con los nuevos tiempos y tendencias de la moda. En realidad, debía ser por salud no por apariencia. El caso es que lanzaron una apuesta, decidieron entrarle a una dieta rigurosa y revisar quien logra adelgazar más.

:Que la “apuestita” no le cayó nada bien a dos congresistas, quienes en comparación a hace un año eran mucho más saludables.  Tendrían que hacer un gran esfuerzo. Prefirieron mejor no entrarle a “la competencia”.

:Que esta semana, los asesores políticos del aspirante a la diputación federal Jorge Zermeño Infante, cambiarán la estrategia de imagen al considerar que a la campaña no le sentó nada bien la frase “Claro que se puede... ¿A poco no?”

:Que, se asegura, en breve bajarán las lonas de los sitios en que fueron colocadas y se sustituirán por unas nuevas, lo que le dará margen a los de “enfrente” a cuestionar.

:Que, por cierto, la gran pregunta es si todos los candidatos asistirán a los dos debates que organiza la UA de C el sábado 25 de abril y el 2 de mayo a las 10 de la mañana. ¿Creerán los punteros que es buena estrategia faltar? Por cierto, dicen que este mundo ya cambió. Sólo Coahuila y Durango se resisten. Otro por cierto: la UA de C giró invitación a líderazgos de la sociedad. Bien por ellos.


templete@milenio.com