Templete

:Que cuando el alcalde, de Torreón Miguel Ángel Riquelme habló de concretar cambios en su gabinete, nadie se imaginó que resucitarían –políticamente hablando- a un personaje del pasado y menos a alguien que “militó” en el grupo que tantos dolores de cabeza le causó a la primera autoridad, en su otrora calidad de candidato. ¿Qué sigue? ¿Qué a Raúl Sifuentes lo incorporen como Secretario del Ayuntamiento después de que a Laura Reyes Retana la hacen responsable de Catastro?

:Que muchos pretenden darle una lectura profunda al encuentro “fortuito” que se dio entre Enrique Martínez Morales , la senadora Hilda Flores y Javier Guerrero, el ex sub secretario federal y actual candidato priista a diputado por la vía plurinominal. Los tres coincidieron en la Universidad La Salle. El delegado de Economía de Nuevo León impartió  una conferencia y los dos personajes –que han tenido los reflectores nacionales un considerable tiempo- acudieron como oyentes. ¿Cómo se llamó la película? A romper el cerco, dicen los mal pensados.

:Que ante semejantes reuniones de notables priistas, muchos encuentran explicación a la urgencia con que se están organizando en la comunidad universitaria reuniones en donde la figura central es Miguel Ángel Riquelme.  La duda sobresale: ¿Se cocina algo mayor al interior del PRI coahuilense desde la capital mexicana que se demanda posicionar a Riquelme? Como sea “todo se muere” lentamente al menos durante esta Semana Mayor. Por las vacaciones, no hay otra explicación.

:Que ya aparecen en redes sociales, sobre todo en Facebook, fotografías donde el actor principal es el senador panista José Rosas Aispuro y “se pasea” acompañado tanto de priistas como de panistas. A propósito de su informe de actividades legislativas su exposición en los medios es permanente.  Lo que llama mucho la atención es que en sus spots pondera a la Comarca Lagunera para concretar cambios en Durango, donde no se ha tenido alternancia a nivel estatal.

:Que uno de los personajes más destacados, al menos dentro del panismo, que acompaña a José Rosas Aispuro  en esas fotos del “Face”, es nada más y nada menos que Augusto Ávalos Longoria. El ex candidato a la alcaldía de Gómez Palacio. Dicen las “malas lenguas” que no sólo Augusto está respaldando las aspiraciones del senador. Existen varios priistas que no ven con malos ojos a Aispuro, pero no descubren sus intenciones por aquello de las revanchas políticas. Luego se enojan.


templete@milenio.com