Templete

:Que en la sucesión para la gubernatura de Coahuila en 2017, quien quiere seguir “imponiéndose”  por tres sexenios continuos es el actual Gobernador Rubén Moreira. Primero con su hermano Humberto “tras bambalinas” y ahora queriendo influir (como en una elección de estado) para que Miguel Ángel Riquelme Solís, el alcalde de Torreón,  sea el “bueno” sin importar que en esa decisión “el fiel de la balanza” es, sin duda, el primer priista del país Enrique Peña Nieto.

:Que el ex priista convertido en activo blanquiazul José Rosas Aispuro Torres está consolidando alianzas en la capital mexicana, desde su posición como vicepresidente de la Mesa Directiva del Senado. Hay que recordar que el legislador federal apostó por Ernesto Cordero para dirigir al Partido Acción Nacional y con ello sus relaciones con Gustavo Madero, el actual líder panista, se complicaron. De ahí que deba desarrollar una estrategia para reanudar la conexión con Madero. Ello, si piensa seriamente en contender por el gobierno duranguense.

:Que entre las comisiones especiales que tuvieron que desa-parecer de la Cámara de Diputados para generar “ahorros” a la estructura legislativa, Marcelo Torres Cofiño, vice coordinador del Grupo Parlamentario del Partido Acción  en el Congreso de la Unión, ofreció la que encabezaba, la Comisión de Minería. Otras versiones apuntan a que estas comisiones especiales no estaban ofreciendo resultados tangibles. En cambio, los panistas defendieron la permanencia de la Comisión Especial del Caso Ayotzinapa, presidida por Guillermo Anaya Llamas, por la importancia del tema. Como sea, ambos legisladores siguen con los reflectores encima, “para lo que se ofrezca”.

:Que los miembros del Consejo de Seguridad de Torreón de ser “bravos leones” terminaron en “corderitos”. En la última sesión del consejo, dicen los que saben, que poco faltó para que a las autoridades les echaran porras por el tema de la seguridad y que –literal- culparan a la prensa de enredar las cosas, para variar. Por supuesto que no está mal aceptar cuando se trabaja en el tema de la seguridad y reconocerlo, pero  también hay que recordar que las cosas se pusieron mal cuando se bajó la guardia. 


templete@milenio.com