Templete

:Que contrario a lo que pudiera pensarse, Rodolfo Walss Aureoles, ex regidor y funcionario en administraciones panistas, no estaba “muerto, ni andaba de parranda”. Sigue tan activo como siempre en el Partido Acción Nacional y tan beligerante, también. En un programa local el panista torreonense habló del grupo que controla al partido en Coahuila. Y no tuvo reparos en recordar que hasta la fecha, el único anayista que ha logrado conquistar una elección es Marcelo Torres Cofiño, porque trabaja. Ganó la diputación federal en un distrito que por tradición se ha pintado de blanquiazul. Todas las elecciones restantes celebradas en Coahuila (gobierno estatal, presidencias municipales de Torreón y diputaciones locales de distritos laguneros) se han perdido con candidatos que simpatizan con el Clan Anaya.

:Que por cierto, Marcelo Torres Cofiño, sigue en la cartelera política nacional. Permanece en la vice coordinación del Grupo parlamentario de Acción Nacional y le nombraron nuevamente presidente de la Comisión de Minería en la Cámara de Diputados. Ahora está atendiendo una petición para gestionar ante el Gobierno Federal la recuperación de los restos mortales atrapados en Pasta de Conchos, tragedia que acaba de cumplir nueve años de acontecida. Torres Cofiño  -a la par que se mantiene cercano al terruño-, está preparando una serie de iniciativas que buscan mitigar los efectos negativos de la reforma fiscal presentada por el PRI-Verde y PRD.

:Que el alcalde de Durango Esteban Villegas limitará mucho sus “presentaciones” ante la sociedad lagunera. Ello implica tener menos entrevistas en los medios de comunicación. La causa es muy simple: evitar en la medida de lo posible que se le critique por “andarse placeando” con miras a la renovación gubernamental y por supuesto para no herir susceptibilidades de personajes influyentes de la región. De esos personajes que tienen aspiraciones políticas, por cierto.

:Que el General Sergio Martínez Castuera tuvo que “apechugar” y mostrar toda la paciencia del mundo ante la incompetencia de un organizador de actos cívicos en el municipio de Lerdo. Resulta que ayer se celebró el Día de la Bandera en la Plaza Principal y el acto cívico transcurrió con normalidad hasta que de los escolares participantes, a alguien se le ocurrió incluir la interpretación de una canción pop de un grupo de moda. Fuera de protocolo. Es obvio, que la culpa no es de las escuelas invitadas, sino del responsable de Educación y Cultura de la presidencia municipal Román Herrera, el organizador de toda la ceremonia  ¿Incompetencia o ignorancia? 


templete@milenio.com