Templete

:Que el presidente municipal de Saltillo, Isidro López, ya se la creyó que puede ser candidato a gobernador por el PAN y este fin de semana estuvo por segunda ocasión en Torreón, de donde, por cierto, es su yerno.  Y el alcalde priista de Torreón Miguel Riquelme se fue a Saltillo para comer con el dirigente cetemista Tereso Medina, con el obvio propósito de pedirle apoyo para sus aspiraciones. Dicen.

:Que el jueves en la Ciudad de México, Rubén Moreira, gobernador de Coahuila, presentará un proyecto literario sobre la matanza de los chinos en la ciudad de Torreón denominada 303. Hasta la capital del país, se trasladará parte de la comunidad cultural y de funcionarios estatales para apoyar esta presentación al ser una de las actividades que el mandatario ha impulsado durante su mandato, la cultura.

:Que todos los funcionarios que acuden a las reuniones de evaluación de la seguridad en la ciudad de Torreón, buscan hacer méritos cada domingo, al considerar que el alcalde Miguel Riquelme lo que busca son perfiles de gente trabajadora o que por lo menos justifiquen su salario, ya que en su camino sigue la meta de “tirarle a la grande” en el estado. Puede ser.

:Que una grata  coincidencia de la llegada del  nuevo hijo del Delegado de la Secretaría de Economía en Nuevo León Enrique Martínez y Morales es que tiene el mismo signo zodiacal  que su padre, es acuario, por lo que puede ser una señal  de buena suerte para el delegado delante de la definición de las diputaciones federales del PRI a más tardar a finales del presente mes de febrero. 

:Que en SIMAS Torreón, quien aseguran quiere llevar agua a su molino es el secretario de dicho consejo. Durante una sesión si y la otra también presenta empresas regiomontanas para concesionar cualquier servicio que se le ocurra. Parece más que un secretario, agente de ventas, comentan entre los consejeros. Será que ya lleva dos administraciones y sus resultados no han sido los esperados.


templete@milenio.com