Templete

:Que se avecinan conflictos en el sindicato de mayoría que opera al interior de la presidencia municipal de Torreón ante el panorama de renovación de la dirigencia. A más tardar en febrero tendrá que convocarse a elecciones y diversos grupos minoritarios planean unirse para derrocar al actual líder. Este sindicato representa un buen botín político, si se considera que controla al 85 por ciento del personal sindicalizado de la presidencia. Al parecer, varios de los agremiados ya están cansados de que “siempre los mismos” mandan en esa central.

:Que quienes se tiran las “peinetas” y no siempre de buena forma son el tesorero del Ayuntamiento de Torreón Enrique Mota Barragán y el Gerente del Sistema Municipal de Aguas y Alcantarillado (SIMAS) Xavier Alain Herrera Arroyo. Las lenguas viperinas aseguran que Xavier Alain presume de tener todo bajo control en SIMAS e incluso de dominar las finanzas más allá del conocimiento que pudiera tener Enrique Mota como Tesorero. Como las crinolinas de ambos funcionarios están más anchas tras la felicitación pública de su jefe el alcalde por su desempeño, pues se estorban. Hasta el momento todo ha quedado tras bambalinas.

:Que la regidora que se quedó “algo tristona” por no haber resultado favorecida con la precandidatura a una diputación fue Luly Quintero. No sólo ella resultó sorprendida por haberse quedado con las ganas de representar al partido en una elección –en especial si se piensa en las conexiones, amigos (muy encumbrados) y la seguridad que derrocha-, porque siempre se habló de que ella era la elegida. Al final, Flor Rentería se hizo con la “pre” y ahora todo mundo se precia de ser su amiga.

:Que para algunos panistas ya resulta preocupante la ausencia de los dirigentes de Acción Nacional tanto de Gómez Palacio como del estatal. Y en son de broma se refiere: ¿si alguien ha visto a nuestros líderes hagan el favor de hacerles saber que ya arrancaron los procesos electorales para renovar el Congreso de la Unión. Por otro lado reclaman que el Distrito 02 está hecho un desastre para el blanquiazul y hay mucho por hacer. Por lo pronto, en el partido de enfrente demuestran su músculo y toda la ambición. 


templete@milenio.com