Templete

:Que el único distrito que falta al interior del PRI para que los aspirantes presenten su documentación es el 6 con sede en Torreón pero éste va en alianza con el Partido Verde y el candidato, como han manejado varias voces, será el ex legislador local Refugio Sandoval, conforme a la normatividad fijada en los términos de la alianza del PRI con el Verde Ecologista. Por cierto, se dice que Sandoval hubiera preferido el 5, un distrito más a modo para su partido y menos “complicado” que el 6.

:Que en cuanto a las diputaciones plurinominales para Coahuila la lucha sigue entre una cantidad impresionante de aspirantes. Para nadie es un secreto quiénes son esos perfiles. Se habla de Enrique Martínez y Morales, Alejandro Gutiérrez, David Aguillón, el actual dirigente del PRI y hasta el mismo Humberto Roque Villanueva.

:Que una vez concluido todo este desenlace de las candidaturas, ya muchos priistas expresan lo que debe hacerse para evitar rupturas. Lo primero que deben hacer los “ungidos” es diseñar toda una operación cicatriz para sumar o al menos que no hagan daño los perfiles que se quedaron en la raya y que por circunstancias propias de la política, ahora no pudieron participar, así ganan todos y todas, “ahora me ayudas y cuando a ti las circunstancias te favorezcan yo te ayudo”. En el PRI son más prácticos en esta labor, a los del PAN no se les da tan fácil.

:Que Marcelo Torres Cofiño no se siente “chico superpoderoso” a pesar de que fue ratificado por Ricardo Anaya como vice coordinador de la bancada panista en el Congreso de la Unión. Asegura que no es el hombre fuerte del panismo coahuilense porque en el PAN aparentemente no comulgan con el mesianiasmo, ahí todos tienen liderazgos, voz y voto. Como sea es quien en este momento ostenta el cargo más influyente en el panismo y tendrá que aprovechar ese momento de reflectores para seguir construyendo conexiones que le permitan avanzar.


templete@milenio.com