Templete

:Que Javier Covarrubias, el líder cetemista de los choferes en Durango, quiere regalo de Año Nuevo: un incremento del servicio público del transporte, porque ya es “incosteable”. La misma cantaleta de cada año. Y si revisamos las unidades y las rutas de este servicio nos vamos a encontrar con las mismas fallas. Por cierto, se atribuye a la CTM, quien controla este servicio, el que se esté bloqueando el proyecto metropolitano del metrobus, porque afectaría los intereses de unos cuantos. Del lado de Coahuila ya están mas que puestos y del lado de Durango, le están haciendo el “fuchi” al proyecto que se inscribe dentro de las mejores prácticas de movilidad urbana.

:Que tras definirse cómo se entregarán los recursos del Programa de Prevención del Delito de la Secretaría de Gobernación se ubicó a Coahuila como uno de los estados que recibirá mayores recursos con la cantidad de 101.4 millones de pesos; mientras que por Municipios, la zona de La Laguna está entre las de mayores montos a recibir con 52.3 millones de pesos. Ahora hay que indagar qué acciones se piensan implementar con semejantes recursos. Por “lana” no deben quejarse.

:Que el obispo de la Diócesis de Torreón José Guadalupe Galván Galindo comparte en su mensaje de Año Nuevo la propuesta del Papa Francisco, en la Jornada Mundial de la Paz: «La globalización de la indiferencia, que ahora afecta a la vida de tantos hermanos y hermanas, nos pide que seamos artífices de una globalización de la solidaridad y de la fraternidad, que les dé esperanza y los haga reanudar con ánimo el camino, a través de los problemas de nuestro tiempo y las nuevas perspectivas que trae consigo, y que Dios pone en nuestras manos». Galván está asumiendo una postura de mayor crítica y de reconocimiento a una sociedad participativa que intenta reconquistar espacios colectivos ganados por la violencia.

:Que a pesar de que la pirotecnia está prohibida un miembro de una destacada familia de la Comarca Lagunera sufrió un accidente causado por el uso de estos artefactos. El tema habría quedado probablemente en el anonimato si no hubiera sido por las redes sociales. La víctima es hijo de un legislador federal por Coahuila. 


templete@milenio.com