Templete

:Que el pasado sábado se celebró la posada del PAN de Durango con la presencia del líder estatal y los “delfines”, es decir todos aquellos personajes a quienes busca apuntalar para las candidaturas a diputados federales por la vía plurinominal. También se contó con la presencia del senador José Rosas Aispuro y algunos regidores de La Laguna de Durango.

:Que estos “afortunados” responden a los nombres de Alfredo Herrera y Ricardo del Rivero. Ambos políticos son de la capital, lo cual ya generó un distanciamiento serio entre Juan Quiñones y su antecesor Víctor Hugo Castañeda, quien también suspira por la candidatura plurinominal.

:Que los primeros dos, dicen las malas lenguas tienen un perfil muy bajo, a pesar de que Del Rivero es actual diputado local también por la vía “pluri” y el otro es ex diputado pero con limitantes evidentes ambos para poder hacer frente al cargo, pues así lo demuestran sus resultados como legisladores locales.

:Que en el caso de Aispuro se dice que apoya estas propuestas de Quiñones, para que el día de mañana no le pongan un “pero” a su candidatura a gobernador. Para nadie es un secreto que aspira a ese puesto. Lo que no entiende Aispuro, se anticipa, es que Quiñones finalmente hará lo que Rodolfo Dorador indique ya que él también quiere ser gobernador.

:Que donde es posible se generen cambios en las candidaturas “esperadas” es en el PRI de Durango, pues se asegura la única que va segura es Rocío Rebollo ante el malestar de muchos priistas que amenazan con meterle el pie. Al parecer, quien pudiera quedarse en el camino es Otniel García Navarro y quien se rumora entraría al quite es Esteban Villegas, porque todo se está “moviendo” en ese sentido.


templete@milenio.com