Templete

Que Durango “ya pintó” su raya con respecto al tema del metrobús y aunque esta modalidad de transporte público representa un avance claro en materia de movilidad urbana, ciudades laguneras ubicadas de aquel lado del Nazas, decidieron que tanto Gómez Palacio como Lerdo no están “maduras” para entrarle a esa modalidad, en tanto que Torreón ya anunció el arranque de este proyecto para el año entrante.

Que las lenguas viperinas señalan una realidad. Durango no quiere entrarle a este proyecto, que debía de ser conurbado, por una sencilla razón: el control del transporte público lo tiene, no el Gobierno del Estado, sino el sindicado más fuerte de aquella entidad, la CTM. Al contrario de Torreón, donde las concesiones del servicio público las tiene la iniciativa privada, en Gómez Palacio y Lerdo, este rubro está en poder de la CTM. Y la CTM se opone, al parecer, al metrobús por un interés más mezquino. En Torreón, los transportistas le quieren entrar en calidad de socios. ¿Dónde quedó el espíritu metropolitano?

Que este domingo 30 de noviembre a las nueve de la mañana el gobernador de Coahuila Rubén Moreira Valdez presentará su tercer informe de gestión en la sede del Congreso Estatal. El formato promete ser mucho más ágil y sustancial en el discurso y posicionamiento de las diferentes corrientes políticas, que el año pasado.

Que un día antes en el marco del mismo informe, Rubén Moreira tendrá una comida con la clase política del estado y más tarde en la explanada del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ubicado en Saltillo, Coahuila dará un mensaje político ante la militancia priista que lo llevó a la gubernatura en 2011.

Que a pesar de que varios miembros del gabinete de Rubén Moreira Valdez han expresado su deseo de participar en la contienda interna para las candidaturas a las diputaciones federales, el mismo gobernador ha recalcado que hasta el momento ninguno de los secretarios que se han señalado en columnas le han expresado a él sus deseos. Lo más lógico sería que cualquiera manifestara su interés de avanzar al jefe, en especial si esas aspiraciones pueden ser frenadas por quien es el líder moral.


templete@milenio.com