Templete

:Que con “bombo y platillo” se alista la apertura de un antro más, a un costado de las oficinas centrales del Sistema Municipal de Aguas y Alcantarillado (SIMAS), de Torreón. Para más señas en el Bulevar Independencia, ahí donde se ubicaba un cine. La verdad no tiene nada de particular la apertura de un negocio de ese tipo, lo interesante es que pertenece al Contralor del Ayuntamiento de Torreón, Javier Lechuga. Y ya tiene nombre, se llamará “Cinema”. Por cierto, lo abren el próximo sábado.

:Que todos los senadores del Congreso de la Unión tendrán un “dulce” regalito. Nada menos que una cajota de chocolates, pero no cualquier chocolate. Estos tienen sus imágenes, como para hacerles el “caldo más gordo” y alimentarles más el ego. Por supuesto, la idea ya se convirtió en tema de las redes sociales y no, no fue celebrada por nadie. De verdad, qué frivolidad. Así que Luis Fernando Salazar, Leticia Herrera, José Rosas Aispuro, Braulio Fernández e Hilda Flores Escalera, pasarán a la inmortalidad, hasta que sean “degustados”.

:Que los regidores panistas “acusaron” al alcalde José Miguel Campillo de haber lanzado una que otra “mentirilla” en el programa Cambios del fin de semana pasado, pues éste aseguró que en el tema del cobro del predial ahora por el Gobierno del Estado, los ediles habían entendido mal y por ello habían “desinformado” a la población gomezpalatina, e incluso resaltó que ya se les había entregado la información. Los ediles aclaran que hasta la fecha no se les ha entregado copia del documento del convenio celebrado con el estado para el cobro del predial. Vamos ni siquiera se les ha entregado copia a los que forman parte de la Comisión de Hacienda.

:Que entre los “precandidatos” que llevan la delantera para el tema de las diputaciones federales, al menos en Monclova, Coahuila quien destaca es Diana Patricia González Soto, secretaria general del Partido Revolucionario Institucional (PRI) del estado. Sus fans dicen que tiene tres factores a favor: es leal, es muy trabajadora y es mujer, por aquello de la equidad de género, que en la futura elección será un requisito de peso para equilibrar las aspiraciones políticas.

:Que Pepe Campillo no tiene pensado en dar de baja a ninguno de sus colaboradores, ello a pesar de las “malas lenguas” que insisten en que sí, que hay dos que tres funcionarios de primer nivel que nada más no dan el ancho. Antes de enero, no piensa darle las gracias a nadie. Muy por el contrario asegura que su gabinete es confiable y nadie le da “dolor de cabeza”. Por otro lado se insiste en que para 2015 sí habrá modificaciones en el primer círculo de colaboradores. A saber.


templete@milenio.com