Templete

:Que lo más memorable del consejo político del Partido Revolucionario Institucional (PRI) de Coahuila fue que se dictaron las reglas para designar a los candidatos a diputados federales para 2015. Y lo más “comentable” en los “mentideros” políticos es el hecho de que se rescató a un personaje político del olvido. El ex alcalde de Torreón Eduardo Olmos Castro fue “ungido” no con una candidatura, pero sí con un cargo interno en el PRI. Ahora Olmos Castro será presidente de la comisión de procesos internos del PRI.

:Que con este cargo Olmos Castro, además de revivir políticamente tendrá la responsabilidad de validar y reglamentar la documentación de los próximos candidatos a diputados federales. Asume el puesto en lugar de Samuel Rodríguez. Por cierto, se dice que con este encargo Olmos Castro estará muy ligado a su antiguo compañero de gabinete Lauro Villarreal, actual secretario de elecciones del PRI. Al parecer, Olmos Castro recibió el respaldo de su amigo, el “gober” para estar ahí. A ver cómo le va.

:Que es más que probable que el alcalde de Gómez Palacio José Campillo sea intervenido quirúrgicamente aunque no se sabe exactamente cuál es el mal que lo aqueja. Se dice que las presiones a las que se ha sometido en el terreno laboral aunado al desempeño inferior de algunos de sus colaboradores y los problemas que de pronto acarrea el tener al “jefe” muy pegadito ya surtieron efecto en la salud del mandatario municipal. No sería el primer gobernante que pise un hospital, ya le pasó a Mancera en fecha muy reciente.

:Que si los grupos de Memo Anaya y Luis Fernando Salazar lo permiten, Jorge Zermeño será candidato a diputado federal por uno de los distritos de La Laguna. En las encuestas en poder del blanquiazul, el ex alcalde es la figura que puede dar la pelea a un PRI que se percibe vigoroso en La Laguna. Con Zermeño el PAN puede dar la batalla pero se ve difícil que le abran espacios, se reflexiona en el comité nacional de elecciones del PAN. Para otro de los distritos se piensa en una mujer.

:Que sí, que el alcalde de Torreón Miguel Ángel Riquelme está pensando en darle las gracias a varios miembros de su equipo y para no amargarles la Navidad lo hará hasta enero de 2015. Según el edil, quien ya no dio el ancho, de plano ya no lo dio. Un año es mas que suficiente para demostrar o no los alcances y las limitaciones. Al parecer, Riquelme tiene muy claro quien debe seguir en su equipo y quien definitivamente debe buscar otras opciones. 


templete@milenio.com