Templete

:Que es más que probable la visita de Humberto Roque Villanueva a tierras laguneras para la tercera semana de noviembre. Ya los priistas están activando una probable gira de medios, en donde el coahuilense seguramente será abordado sobre los temas candentes que forman parte de la agenda internacional. Uno, el caso Ayotzinapa; dos, la renovación del Congreso de la Unión durante 2015. Hay que recordar que este político mexicano “patentó” la “roqueseñal” y fue dirigente del PRI, además de precandidato a la presidencia de la República en 1999, cuando ganó Francisco Labastida Ochoa la candidatura.

:Que el gobernador de Coahuila Rubén Moreira sostuvo una reunión con el legislador federal priista José Luis Flores Méndez para analizar, en principio, los avances del proyecto de presupuesto de egresos de 2015.

:Que algunos priistas esperanzados con el cambio en la dirigencia estatal, ya se están decepcionando de Manuel Herrera, el líder priista actual en Durango. Y es que el personaje en cuestión después de mucho trabajar para llegar a ese puesto, llegó al mismo con mucha enjundia y uniendo a todas las corrientes para fortalecer al tricolor. Pero ya le empezó a bajar al entusiasmo y ahora no se compromete, ni le entra a resolver los conflictos. Como que se está desinflando, dicen sus críticos.

:Que nadie debe equivocarse, según los entendidos la ex alcaldesa de Gómez Palacio Rocío Rebollo es la “elegida” por el alto mando en Durango para que se convierta en candidata a diputada federal en La Laguna de Durango y si alguien lo duda basta ver la “placeada” que le está dando el mandatario estatal Jorge Herrera Caldera por todos los actos oficiales que le reditúan presencia a la gomezpalatina.

:Que dada la pérdida de este puesto de “elección popular” las mujeres priistas, de La Laguna de Durango con Anavel Fernández a la cabeza, ya están adelantando los tiempos políticos y promovieron el nombramiento de delegadas por distrito local en el ONMPRI, con miras a la renovación del Congreso del Estado de Durango cuando faltan dos años para que ese proceso electoral se concrete. El caso es que las nuevas delegadas, ya se sienten cuasi candidatas, cuando es probable que no le toque a todas o a ninguna, inclusive.


templete@milenio.com