Templete

:Que en esta lucha por ser un País donde impere la Ley y se castigue al que delinque, la autoridad debe percibir y sentir una sociedad exigente y activa, donde los derechos y obligaciones que se tienen como ciudadanos se ejerzan y se cumplan a plenitud. Sólo con una nueva actitud de la autoridad y de la sociedad podemos salir de esta crisis de credibilidad del sistema político que todos hemos construido por acción u omisión. 

:Que a raíz de lo sucedido en Ayotzinapa palabras como honestidad, transparencia, aplicación de la ley y credibilidad dominarán el entorno político mexicano en los próximos años, con toda la repercusión que habrá en los actores políticos actuales y sobre todo en el perfil de los futuros personajes políticos, tanto de candidatos a diputados federales, gobernadores y presidencias municipales y para la sucesión del 2018. 

:Que un ejemplo de este nuevo escenario es la cancelación de la asignación de la concesión a una empresa China por parte del Presidente Enrique Peña Nieto para que construyera el tren rápido del Distrito Federal a Querétaro con una inversión cercana a los 58 mil millones de pesos. 

:Que la empresa China era la única que había presentado  la propuesta técnica en tiempo y forma, las otras pedían ampliar el plazo pero al no concedérselos se retiraron del concurso. Ante esto hubo críticas de senadores de oposición por la preferencia a la empresa China ya que tenía como socios mexicanos a empresas vinculadas con personajes del PRI. Ante esto Peña Nieto canceló la asignación y pidió que se volviera a emitir la convocatoria con un plazo mayor para que hubiera más participantes y no hubiera la menor duda de la transparencia de la empresa que se va a seleccionar. 

:Que los asesores del alcalde de Torreón Miguel Riquelme han de haber puesto sus “barbas a remojar” ante esta decisión de Peña Nieto, ya que guardando las proporciones es lo mismo que sucedió con Construlita Lighting, única  empresa que presentó la propuesta técnica y que fue seleccionada  para renovar la totalidad del alumbrado público de Torreón, cancelando su participación las demás argumentando que requerían más plazo para estructurar su propuesta. Como sabemos en este caso hubo voces que reclamaron parcialidad y conflicto de intereses en la adjudicación, pero no pasó nada, y la administración de Riquelme se mantuvo en su decisión, para desgracia de los inconformes  en la asignación solitaria.


templete@milenio.com