Templete

:Que el sampetrino Javier Guerrero,  subsecretario de Desarrollo Comunitario y Participación Social de la SEDESOL, recibió una encomienda de lo más complicada, por el momento político que se vive y la situación de inseguridad que priva en esa parte de la República Mexicana . Tiene ni más ni menos la tarea de brindar apoyo al Estado de Guerrero a través de la dependencia que dirige y el encargo se lo hizo el presidente de la República Enrique Peña Nieto. No sólo estará encargándose de ese tema a distancia sino que deberá ubicar su residencia en esa entidad, por lo que tendrá que irse olvidando de competir en elecciones federales por el momento, porque Guerrero es una “papa caliente” para cualquiera.

:Que la más activa de las activistas en la lucha contra el cáncer de mama ha sido Dulce Adriana y su hijita Jimena, nacida precisamente cuando la joven mujer enfrentaba su propia batalla contra la enfermedad. Las dos han cubierto agenda en Lerdo, Gómez Palacio y Torreón brindando su testimonio de vida en este mes “rosa”. La buena noticia es que Dulce Adriana ya concluyó su tratamiento médico con los mejores augurios; lo malo es que sigue esperando que la resolución final de la Junta de Conciliación y Arbitraje por despido injustificado le favorezca. Del Instituto de las Mujeres, que dirige Tere González, le gestionaron el pago de un perito en fonología y en teoría ya debió haberse emitido el laudo.

:Que está circulando el rumor de que el alcalde de Torreón Miguel Ángel Riquelme recibirá en su casa de Las Trojes a “la crema y nata” de la clase empresarial en una cena. Por supuesto, el anfitrión será el gobernador de Coahuila Rubén Moreira. Ello a pesar de que el presidente municipal ha tenido un cierre de semana (la pasada) particularmente pesado y estresante.

:Que los dirigentes del PRI de Lerdo y Gómez Palacio, Jaqueline del Río y Juan Ávalos, están algo “sentidos” porque el nuevo dirigente del PRI de Torreón, Coahuila Shamir Fernández les hizo el “feo” y no les invitó a su ceremonia de toma de protesta. Al parecer, Paco Dávila, su antecesor ya llevaba avanzada una buena relación con los dirigentes priistas del lado duranguense por aquello del espíritu metropolitano. Lamentan que esa conexión se perdiera.

:Que habrá que medir el nivel de convocatoria que se carga Jesús Contreras Pacheco hoy, porque tendrá festejo en grande para celebrar el aniversario del Ejido Coyote. Dicen las malas lenguas que “echará la casa por la ventana”. El detalle será observar qué políticos acuden a la invitación.


templete@milenio.com