Templete

:Que quien acumuló los faroles fue otra vez el vice coordinador de la Fracción Panista en el Congreso de la Unión. Sí, Marcelo Torres Cofiño “brilló” a nombre de su fracción porque le contestó al Secretario de Hacienda Luis Videgaray durante su comparecencia. En pocas palabras Torres le dijo a Videgaray que en economía Enrique Peña Nieto sale reprobado y que quieren “corregirle la plana” para eliminar la reforma fiscal que resultó fallida. El lagunero se armó de pantalones y le dijo a Videgaray todo lo que muchos quisieran decirle pero no se animan.

:Que, por cierto, Torres Cofiño está aprovechando los últimos minutos de su labor legislativa construyendo alianzas con personajes de poder al interior del PAN porque para nadie es un secreto: quiere en algún momento ser considerado para suceder a Miguel Ángel Riquelme en la alcaldía, de Torreón. Tampoco se lleva mal con Manlio Fabio Beltrones, para dejar constancia que es político diplomático.

:Que a pesar de que el nombre de Jorge Zermeño siguió circulando en las columnas nacionales como probable consejero de la Judicatura se quedó en el camino este miércoles. Entre los aspirantes también se quedaron con las ganas Ricardo Celis Aguilar y Rodolfo Sánchez Cepeda. Fue el, dicen, candidato de Madero Felipe Borrego, quien llegó al codiciado puesto. Con semejante panorama hoy mas que nunca Zermeño se convierte en figura emblemática para el PAN de Coahuila como posible aspirante a una diputación federal. Al tiempo.

:Que Juan Ávalos, el diputado priista, tiene la mejor de las enseñanzas de su mamá. Cada sábado invitaba a una persona de la tercera edad de condiciones económicas precarias a desayunar a su casa. Los hermanos de Ávalos tenían que atender al invitado. Esa enseñanza se le grabó. “El ejemplo es una orden silenciosa”. Por cierto, ya le entró a donar sangre al Blood bag challenge e invitó a un gran número de personajes a entrarle, al igual que José Serrano, director de la UNID.


templete@milenio.com